Pan de hamburguesa

Con los ingredientes que te indico puedes preparar ocho panes de hamburguesa, y no te preocupes si te sobran, una vez horneados y fríos los puedes congelar. Luego solo tendrás que descongelarlos para poder disfrutar de nuevo de un pan de hamburguesa casero.
Ingredientes
  • 500 gr. de harina de fuerza 
  • 150 gr. de leche tibia 
  • 125 gr. de agua tibia 
  • 25 ml. de aceite de oliva 
  • 20 gr. de azúcar 
  • 10 gr. de sal 
  • 5 gr. de levadura seca instantánea 
  • 1 huevo 
  • semillas de sésamo
Elaboración
Diluir la levadura seca instantánea en el agua. Añadir la leche, el aceite de oliva, el azúcar, la sal y el huevo y mezclar todo bien. Agregar la mezcla anterior a la harina y amasar hasta conseguir una masa homogénea, elástica y un poco pegajosa.

Untar la masa con un poquito de aceite de oliva, colocar en un bol y tapar con un trapo. Dejar fermentar durante dos horas o hasta que triplique su volumen. Enharinar el banco de la cocina, colocar la masa encima y amasar ligeramente.

Dividir la masa en ocho porciones, dar forma de bola a cada porción y aplastar ligeramente con la mano. Colocar las porciones sobre una bandeja de horno, tapar con un trapo y dejar fermentar una hora o hasta que doblen su tamaño.

Precalentar el horno a 220ºC con calor arriba y abajo y sin ventilador, pintar los panecillos con un poquito de agua y espolvorear con las semillas de sésamo. Bajar la temperatura a 200ºC, abrir el horno, echar un poco de agua con un pulverizador y hornear los panecillos durante 12-15 minutos.

Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.