Pastel salado con zanahoria, jamón y queso crema (un aperitivo delicioso y fácil)

Este pastel o rollo de zanahoria con queso crema y jamón es muy fácil de preparar y sobre todo delicioso. Es ideal como aperitivo para cualquier ocasión y sobre todo se prepara de forma saludable. Yo lo hice para la Navidad y la verdad que fue todo un éxito. Espero que os guste la idea para estas fiestas.

Ingredientes

Ingredientes para la masa: 

  • 4 huevos grandes 
  • 200 gr. de zanahoria rallada (3 zanahorias adecuadas) 
  • 50 gr. de almendras molidas 
  • un trozo de mantequilla del tamaño de una nuez 
  • unas gotas de aceite 
  • sal 
  • pimienta molida 
  • orégano seco 
  • 5 gr. de levadura en polvo 

Para el relleno: 

  • 200 gr. de queso crema 
  • 6 lonchas finas de jamón prensado 
  • perejil verde picado 
  • orégano seco

Elaboración

Pon una sartén al fuego y añade un trozo de mantequilla. También echa unas gotas de aceite para evitar que la mantequilla se queme. Cuando la mantequilla se haya derretido, agregue la zanahoria rallada muy fina. Cocine durante unos 5 minutos a fuego moderado, removiendo continuamente.

Agregue un poco de sal y pimienta molida sobre la zanahoria. Después de 5 minutos retírala en un plato. Precalienta el horno a 170ºC con calor arriba y abajo. Separa los 4 huevos. Pon las claras de huevo en un bol grande y añade una pizca de sal.

Bate con unas varillas o batidora hasta que se conviertan en una espuma dura. En otro bol pon la zanahoria que se ha enfriado y añade encima las 4 yemas de huevo. Mezcla bien para homogeneizar. Agrega las almendras molidas y continua mezclando con una espátula.

También añade el polvo de hornear. Y luego coge de las claras montadas con una espátula y agrégala sobre la mezcla de zanahoria.

Mezclamos suavemente para incorporarlo e introducir aire también en esta composición. Después de añadir la mitad de las claras y que la composición se haya aireado lo suficiente, podemos pasarlo al otro bol donde quedó la mitad de la espuma de clara.

Mezclamos con movimientos largos y circulares hasta formar una composición homogénea. Al final, rectificamos de sal, añadimos un poco de pimienta molida y un poco de orégano. Pon papel de horno en la bandeja, luego añade la masa.

Extiéndela en una fina capa por toda la superficie. Lleva la bandeja al horno para unos 15-20 minutos. Mientras la la masa se hornea, prepara el relleno. Encima del queso crema, agrega perejil o eneldo fresco picado y un poco de orégano. Mezcla muy bien.

Después de que la masa para el rollo está horneada, retírala de la bandeja junto con el papel de hornear. Colócala sobre la mesa y encima pon otro papel de horno o un paño de cocina limpio.

Voltee con cuidado la lámina para quitar el papel de la base. Lo despegamos poco a poco para no romperla. Pon el queso crema sobre la masa y extiéndela con una espátula por toda la superficie. Luego coloca las lonchas de jamón dulce encima del queso.

Después de eso, comienza a enrollar la masa usando el papel de horno de la base. Presiona muy poco mientras enrollas para darle la forma de rollo. De esta manera la parte superior se unirá muy bien con la crema. Envolvemos el rollo obtenido en papel de horno y lo cerramos por ambos extremos.

Lo metemos en la nevera durante 3-4 horas para que se enfríe muy bien. Luego se puede sacar y cortar en rodajas para servir. Te aconsejo que limpies el cuchillo con una servilleta después de cortar cada rebanada para no quedarse manchada de queso crema.

Se puede servir como aperitivo, está súper tierno, cremoso y con un sabor buenísimo.