Patatas fritas super crujientes

Hoy te enseño a preparar una patatas fritas super crujientes ideales para tomar junto a una cerveza o utilizarlas como guarnición de un plato de carne o pescado. La razón por la que estas patatas están tan buenas es porque tienen tres cocciones: Primero se cuecen durante unos minutos para quitarles el almidón, luego se confitan para que queden blanditas por dentro y por último se fríen en aceite muy caliente para que queden crujientes por fuera. ¡El resultado es espectacular!
Ingredientes
Patatas

Aceite de oliva

Sal
Elaboración
Pelar las patatas.
Cortar las patatas en bastones.
Cocer las patatas en agua hirviendo durante 3 minutos.
Pasar las patatas a un recipiente con agua fría para cortar la cocción.
Confitar las patatas a 150ºC.
Freír las patatas a 180ºC hasta que estén doradas.
Pasar las patatas a un papel absorbente para quitar el exceso de aceite y espolvorear con un poquito de sal.