Pepitos Valencianos - Receta típica Valenciana

Pepitos Valencianos - Receta típica Valenciana. Esta receta se prepara especialmente para pascua ya que es muy típico salir al campo o la playa y estos pepitos son ideales para ello. Recomiendo que los probéis que seguro también os van a gustar.
Ingredientes
Panecillos de bocadillo pequeños
1 Kg Tomate natural triturado
2 Cebollas medianas picado menudo
4 Pimientos verdes picado menudo
260 g Atún en aceite ya escurrido
2 Cucharadas Piñones
3 Huevos
Leche para rebozar los panecillos
Huevos para rebozar los panecillos
Aceite de oliva virgen extra
Al gusto Sal
Elaboración
En una olla al fuego con 3 cucharadas de aceite, vertemos el tomate natural triturado, le ponemos un poco de sal y azúcar al gusto, mezclamos y lo cocinamos unos 45 minutos a temperatura media baja y removeremos a menudo hasta que esté bien cocinado, rectificamos de sal y azúcar al final de la cocción.
Ponemos una sartén al fuego sin aceite, cuando este caliente incorporamos los piñones, los doramos un poco y los reservamos; En la misma sartén vertemos un poco de aceite y pochamos la cebolla cortada menuda con una pizca de sal hasta que este transparente, incorporamos los pimientos cortados menudos con una pizca de sal y lo pochamos hasta que se vea blandito, lo retiramos y los reservamos con los piñones.
Cocemos los huevos en abundante agua de 10 a 12 minutos según el tamaño a partir de que comiencen a hervir, cuando haya pasado el tiempo de cocción los retiramos a agua fría y reservamos.
Cuando el tomate este frito le añadimos los pimientos con cebolla y piñones que tenemos reservados, mezclamos y dejamos cocer a fuego bajo 5 minutos y después lo dejamos enfriar por completo; Cuando el pisto este frio le incorporamos el atún escurrido y los huevos cocidos pelados y troceados, mezclamos bien y reservamos.
Cortamos una punta a cada panecillo y le sacamos toda la miga con una cucharita procurando que quede una cavidad bastante amplia y los reservamos junto a la punta que le cortamos ya que esta punta será el tapón.
Rellenamos cada panecillo procurando que queden bien llenos pero sin llegar hasta el borde, ponemos el tapón de pan colocando la puntita de pan que le cortamos justo hacia dentro del panecillo.
Cuando los tengamos rellenos los pasamos por leche que este a temperatura ambiente y los dejamos escurrir y a continuación los pasamos por huevo batido y los freímos por tandas de 2 o 3 cada vez en una sartén que tendremos ya al fuego con abundante aceite caliente.
Los freímos hasta que estén dorados por todas partes y después los retiramos a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Los podemos comer calientes o fríos de cualquier forma están deliciosos. ¡Probadlos os van a encantar!