Bizcocho salado, ¡te va a sorprender!

Esta receta de bizcocho salado te va a sorprender. Con unos ingredientes sencillos pero que combinan deliciosamente entre sí, un bizcocho tierno y sabroso que para tomar de entrante o para tapear es una idea estupenda, además envuelto en papel film y guardado en la nevera aguanta varios días perfectamente, te lo recomiendo seguro que te va a encantar.
Ingredientes
  • 3 huevos tamaño grande (cada uno pesa 75 gr. aproximadamente con cáscara incluida)
  • 300 gr. (2 1/4 tazas) harina de trigo común o de todo uso
  • 100 ml. (1/2 taza) 
  • 100 ml. aceite de girasol (puede ser otro)
  • 100 ml. (1/2 taza) leche 
  • 15 gr. (1 cucharada) levadura en polvo o polvo de hornear 
  • 1 cucharadita de nuez moscada 
  • 1 cucharadita orégano seco 
  • 1 cucharadita albahaca seca 
  • pimienta negra recién molida 
  • sal 
  • 100 gr. queso rallado tipo mozzarella (puede ser otro) 
  • 20-30 aceitunas negras sin hueso cortadas en rodajas 
  • 40 gr. anchoas en aceite (peso escurrido) 
  • 1 calabacín (calabacita, zapallito, zucchini, zapallo italiano) - 300 gr. de peso aproximadamente 
  • un poco de aceite de oliva virgen extra

Molde de 26 cm x 11 cm x 7 cm de alto 

Papel de hornear 

Elaboración
1.- Lavamos y despuntamos el calabacín, lo rallamos con un rallador por los agujeros más gruesos y lo reservamos, también cortamos en trozos pequeños las anchoas bien escurridas del aceite y las reservamos para más adelante.

2.- En un recipiente amplio ponemos los huevos con un poco de sal y con unas varillas manuales los batimos durante un par de minutos hasta que estén muy espumosos.

3.- Seguidamente añadimos el aceite y lo batimos durante 1 minutos, después añadimos la leche y también la integramos batiendo un poco, añadimos los condimentos, la nuez moscada, el orégano seco, la albahaca seca y pimienta molida al gusto, mezclamos bien y reservamos un momento.

4.- Ponemos junto a la harina la levadura o polvo de hornear y lo mezclamos, seguidamente tamizamos la mitad de esta mezcla directamente sobre el batido de huevos, lo integramos sin batir y después añadimos el resto de harina de la misma manera que hicimos anteriormente hasta formar una masa espesa y pegajosa.

5.- Agregamos el calabacín rallado a la masa y mezclamos con una espátula hasta que se integre, seguido añadimos las anchoas picadas, las aceitunas negras reservando unas pocas para decorar y por último añadimos el queso rallado, mezclamos un poco más o hasta que estén integrados todos los ingredientes.

6.- Preparamos un molde rectangular colocándole papel de horno cubriendo todo el interior y después vertemos la masa en el molde, rociamos por encima de la masa un poquito de aceite y con una brocha de silicona lo repartimos por encima de la masa para que se dore bien, colocamos las aceitunas que habíamos reservado por encima y lo llevamos a hornear.

7.- Horneamos con el horno precalentado a 180ºC (360ºF) con calor arriba y abajo de 35 a 50 minutos o hasta que lo pinchemos con un cuchillo o un palillo y este salga limpio, lo retiramos del horno y lo dejamos sobre una rejilla durante unos 5 minutos, después de ese tiempo lo retiramos del molde tirando del papel hacia arriba y lo dejamos enfriar sobre la rejilla.

8.- Una vez frio o templado ya lo tenemos listo para servir y disfrutar. ¡Probarlo, os va a encantar!