Vasitos de crema de gambón

Vasitos de crema de gambón
Si quieres sorprender a tus invitados estas navidades, no dudes en preparar este aperitivo sencillo, exquisito y sabroso; es perfecto para las comidas o cenas de estas fiestas. Esta crema está hecha con gambones, pero puedes prepararla de gambas rojas o de langostinos ya que se hacen de la misma manera. Con unos ingredientes o con otros, estos vasitos son un entrante que además de estar riquísimos, ¡quedan muy bonitos en una mesa de fiesta!
Ingredientes

  • 400 gr. de gambones congelados
  • 1 cebolla mediana
  • 1 puerro grande
  • 2 zanahorias medianas
  • 125 ml. de coñac
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de agua o caldo de pescado
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta molida
  • 2 rebanadas de pan tostado

Elaboración
Pela los gambones y quítales las cabezas. Sofríe las pieles y cabezas en una cazuela con un poco de aceite de oliva, dales un par de vueltas hasta que cambien de color. Echa el coñac y prende el fuego, ten cuidado de tener el extractor apagado, remueve hasta que se apague la llama.

Añade las verduras troceadas, el ajo, cebolla, puerro y zanahoria. Deja que se doren durante unos 5 minutos a fuego lento. Añade agua hasta que se cubra la mitad de la cazuela, añadir una pizca sal y pimienta negra recién molida.

Deja que cueza a fuego lento durante una media hora. Pasa todo el sofrito con las cabezas de gambas de la cazuela, al vaso de una trituradora o picadora. Tritura todo hasta que esté bien fino. Pasa la crema por un chino o colador para que no quede ningún resto de las cáscaras, y quede fina.

En una sartén con un chorrito de aceite sofríe las gambas hasta que cambien de color. Reserva 1 gambón para cada vasito que vayas a preparar y trocea los demás. Corta dos rebanadas de pan en rodajas finas y ponlas en una sartén al fuego con un chorrito de aceite, sofríe hasta que veas que empieza a dorarse.

Añade una cucharadita de pimentón de la Vera y los trocitos de gambones que tenías reservado, y remueve todo junto. Ahora echa un poco del caldo de marisco que tenías triturado y deja todo junto unos minutos. Pasa todo lo de la sartén a la cazuela con el caldo de marisco y deja que se cueza todo junto unos 10 minutos, remueve de vez en cuando para que no se pegue la crema.

Salpimenta si te parece que le hace falta. Tritura toda la crema hasta conseguir una textura muy fina. Vuelve a colar por si se ha quedado algún trocito sin triturar y ya está lista.