LECHE DE AVENA CASERA

cómo se prepara la leche de avena. de dos formas diferentes; una es en frío y otra en caliente
Ingredientes
INGREDIENTES



50 g de avena

1 litro de agua mineral.

Una pizca de sal



OPCIONALES



Para endulzar; miel, panela, azúcar moreno, etc.

Enriquecer con semillas; lino, etc..

Enriquecer sabor; canela, esencia de vainilla, etc

Enriquecer con aceites; una cucharada de girasol, coco, oliva, etc.
Elaboración
PREPARACIÓN EN CALIENTE

La noche antes ponemos la avena a remojo con agua.
Al día siguiente colamos bien y ponemos en una cacerola, 1 litro de agua mineral, la avena, una pizca de sal.
En este momento si queremos enriquecer la leche podemos añadir las semillas de lino, ola cucharadita de aceite , o la canela.
Todo esto lo ponemos a cocer a temperatura media, llegando a 60 º C.
Dejaremos cocer durante 20 minutos.
A continuación apagamos el fuego y lo dejamos infusionar durante 5 minutos.
Transcurrido ese tiempo ponemos la avena cocida junto el agua que hemos infusionado en la batidora.
Batimos todo bien hasta que se mezclen todos los ingredientes.
Después colamos con un colador.
Una vez colada la leche, volvemos a colar con un colador de tela.
Embotellamos.
PREPARACIÓN EN FRÍO



Este paso es más sencillo y rapido y necesitamos los mismos ingredientes.


INGREDIENTES



50 g de avena

1 litro de agua mineral.

Una pizca de sal



OPCIONALES



Para endulzar; miel, panela, azúcar moreno, etc.

Enriquecer con semillas; lino, etc..

Enriquecer sabor; canela, esencia de vainilla, etc

Enriquecer con aceites; una cucharada de girasol, coco, oliva, etc.



PREPARACIÓN

La noche antes ponemos la avena a remojo con agua.
Al día siguiente colamos bien y ponemos todos los ingredientes en una batidora o vaso americano; la avena, el agua mineral y la pizca de sal.
Podemos añadir un poco de esencia de vainilla para aromatizar, o enriquecer con una cucharada de aceite, o endulzar con miel o azúcar. Pero esto es opcional.
Una vez puesto todos los ingredientes en la batidora, batimos bien hasta mezclar todo.
Después colamos con un colador.
A continuación la leche colada la volvemos a colar con un colador de tela para que no queden ninguna impureza.
Sólo queda embotellarla.
Las leches obtenidas tanto por preparación en frío como en caliente tienen las mismas propiedades. La única diferencia que la leche de avena preparada en caliente es un poco más densa que la de preparación en frío.