Torrijas de vino dulce Moscatel

Típicas de la Semana Santa y deliciosas siempre, se preparan en un momento, así que no hay excusa para no hacerlas.
Ingredientes
Pan duro
300 ml Vino dulce de uva moscatel (Podéis emplear otro tipo de vino dulce)
125 ml Agua
150 g Azúcar
1 Rama de canela
Abundante aceite para freír (Puede ser de oliva o semillas)
Al gusto Azúcar y canela en polvo para rebozar las torrijas cuando estén hechas

Elaboración
Cortamos el pan en rebanadas de unos 3 centímetros de grosor y las colocamos en un recipiente plano y amplio.

Preparamos el almíbar. Para ello, ponemos en un cazo el agua, el vino, el azúcar y la rama de canela. Cuando comience a hervir dejamos cocer a fuego medio unos 10 minutos, retiramos del fuego el cazo y dejamos enfriar unos 10 minutos.

Regamos muy bien con el almíbar las rebanadas de pan, dándoles la vuelta para que se empapen por todas partes y dejamos a remojo unos minutos.

Ponemos abundante aceite en una sartén y cuando esté caliente, iremos añadiendo las torrijas. Pero antes de añadirlas a la sartén, las apretamos un poco para retirarles un poco de almíbar. Freímos hasta que estén bien doradas por las dos caras, con mucho cuidado porque están muy blanditas cuando están tan calientes.

Las dejamos escurrir sobre una rejilla, y aún calientes, las rebozamos en la mezcla de azúcar y canela.

Esperamos a que estén frías y a disfrutar. ¡¡Probadlas os van a encantar!!