Albóndigas de pollo con salsa de mango y curry

Muy buenas discapas y discapos, hoy os traigo otra receta con pollo. Se trata de unas riquísimas albóndigas de pollo con salsa de mango y curry. ¡Están espectaculares!

Ingredientes

  • 1 kg. de pechugas de pollo 
  • 2 mangos maduros 
  • 1 cebolleta 
  • 500 ml. de nata líquida 
  • 2 huevos 
  • 1 cucharadita de curry 
  • 1 cucharada de ajo en polvo 
  • 1 cucharada de cebolla en polvo 
  • queso rallado 
  • pan rallado 
  • harina 
  • aceite 
  • pimienta 
  • sal

Elaboración

1 - Lo primero que haremos será picar las pechugas de pollo, para ello, troceamos a groso modo las pechugas y las añadimos a procesador de alimentos. Si no tenéis procesador de alimentos podéis picar las pechugas con el cuchillo o si lo preferís podéis pedir en la carnicería que os las piquen. Y si queréis utilizar otra parte del pollo que no sean pechugas, podéis hacerlo sin problema.

2 - Una vez que las pechugas ya están picadas las añadimos a un recipiente. Añadimos sal al gusto, pimienta, ajo en polvo, cebolla en polvo y como tengo un poco de queso rallado pues también se lo pongo, añadimos también un par de huevos y empezamos a amasar hasta que se integren todo los ingredientes. Si vemos que la masa nos queda un poco blanda, le podemos añadir un poco de pan rallado.

3 - Cuando la masa tiene la textura deseada, la metemos en la nevera al menos 30 minutos para que repose.

4 - Mientras la masa reposa, vamos a preparar la salsa, para ello, añadimos un chorrito de aceite en una cazuela y dejamos que se vaya calentando. Mientras se calienta el aceite, vamos a trocear una cebolla o cebolleta, no hace falta trocearla muy pequeña porque luego la vamos a triturar. Una vez troceada, la añadimos a la cazuela, le ponemos una pizca de sal y la dejamos que se vaya rehogando a fuego medio-bajo.

5 - Ahora, mientras la cebolleta se va pochando, pelamos y troceamos un par de mangos. A medida que vamos troceando el mango, lo vamos reservando en un plato.

6 - Cuando ya tenemos todo el mango troceado lo añadimos a la cazuela junto con la cebolleta, lo dejamos un par de minutos que se vaya pochando a fuego medio.

7 - Después, añadimos la nata líquida, pizca de sal, y le añadimos una cucharadita de curry. Mezclamos bien y dejamos que reduzca la salsa.

8 - Cuando la salsa ya ha reducido, procedemos a triturarla. Y una vez triturada la incorporamos de nuevo a la cazuela y la reservamos.

9 - Ahora sacamos la masa de las albóndigas de la nevera y procedemos a darle forma a las albóndigas, para ello, vamos cogiendo porciones con la ayuda de una cuchara y le vamos dando forma redonda, después las pasamos por harina y las vamos reservando en un plato.

10 - Cuando ya tenemos todas las albóndigas enharinadas, ponemos un buen chorro de aceite en una sartén a calentar, y cuando el aceite esté caliente vamos poniendo las albóndigas. Dejaremos que se vayan dorando a fuego medio. Y cuando ya han cogido un bonito color dorado, las retiramos a un plato con papel absorbente para que absorba el exceso de aceite.

11 - Ahora ponemos la salsa a calentar e incorporamos las albóndigas, dejamos que hierva a fuego bajo durante unos 5 minutos.