Albóndigas en salsa de verduras

Muy buenas a todos. Vamos con una receta fácil, sabrosa y además saludable. Como siempre os digo, en nuestras comidas siempre tenemos que combinar bien los nutrientes. Así que he pensado en un plato único que nos aporte proteínas, vitaminas, minerales y fibra, ya que acompañado de dos rebanadas de pan conseguimos los carbohidratos que nos aporta la energía necesaria para que el organismo funcione en parámetros normales. Vamos a ver la receta paso a paso.

Ingredientes

Ingredientes para 2 raciones: 

  • 300 gr. de carne picada (la que más os guste) 
  • 2 tomates al natural con su jugo 
  • 50 gr. de champiñones en láminas 
  • una zanahoria 
  • medio calabacín 
  • un trozo de pimiento rojo 
  • 3 dientes de ajo 
  • un huevo 
  • 40 ml. de aceite de oliva virgen extra 
  • 300 ml. de agua 
  • 5-6 ramitas de perejil 
  • media cucharadita de pimentón dulce 
  • mezcla de hierbas aromáticas (tomillo, orégano, romero) 
  • pimienta negra molida 
  • sal a gusto 
  • aceite de girasol para freír

Elaboración

Se empieza con preparar la carne. Se machaca un diente de ajo con una pizca de sal y se le añade a la carne, también se le añade el huevo batido, la mitad de las hierbas aromáticas, pimienta negra molida al gusto, sal al gusto. Se mezcla bien y se aparta.

Se sigue con las verduras. Se trocea la cebolla y los dos dientes de ajo. Se pone una sartén al fuego y se le añade el aceite. Cuando está caliente se le echa la cebolla y el ajo picado. Se deja a fuego moderado removiendo de vez en cuando.

Mientras, se trocea el pimiento y la zanahoria y cuando ya están se le añade a la sartén y se sigue salteando a fuego moderado. Se continúa troceando el calabacín y se añade también a la sartén junto con los champiñones laminados. Se sigue salteando unos 3 minutos más. Se le añade también pizca de sal.

Se aplastan los tomates con un tenedor y se echa en la sartén junto con las demás verduras. Se remueve un poco y se deja a cocer a fuego moderado hasta que se reduce el jugo del tomate. Cuando haya reducido el jugo se añade el pimentón y se remueve rápido para que no se queme y seguidamente se añade el agua, también se añade el resto de especias y se rectifica de sal.

Se deja a cocer a fuego moderado unos 15 minutos aproximadamente o hasta que las verduras estén cocidas. Si hace falta añadir un poco más de agua es aconsejable que sea siempre caliente para no romper la cadena de cocción.

Mientras que se cuecen las verduras se forman las albóndigas. Se pone un recipiente con agua al lado de la carne para mojar las manos ante de empezar y durante todo el proceso para que no se pegue la carne de las manos. Se coge con una cucharadita una porción de carne y se bolea hasta que se forma la albóndiga.

Una vez terminadas se prepara una sartén con abundante aceite de girasol y se ponen a freír si pasarlas por harina, así se evita el nivel alto de grasas saturadas. Cuando las verduras están listas y el nivel del caldo ha reducido se puede añadir las albóndigas tal cual o si prefieren triturarla solo hace falte echarla en el vaso de la batidora y triturar.

Luego se vuelve a echar en la sartén o una cacerola y se le da un hervor junto con las albóndigas. Se espolvorea el perejil por encima y listo para servir. Espero que os haya gustado mi receta y que la preparéis vosotros también. Como habéis visto es una receta fácil, las albóndigas son fáciles de hacer igual que la salsa.