Alcachofas rellenas de albóndigas de pollo

Alcachofas rellenas de albóndigas de pollo. De niña no se disponía de toda clase de verduras durante todo el año, así que en la temporada de alcachofas mi abuela hacia esta receta que nos gustaba muchísimo en casa y seguro que también en vuestras casas gustaran a todos.
Ingredientes
8 Alcachofas de tamaño grande
550 g Carne picada de pollo
Hoja de laurel
Cebolla
Perejil
Jamón serrano picado menudito
1 Huevo
Ajos
Un poco de leche
Pan rallado
Harina de trigo
Aceite de oliva virgen extra
Harina de trigo
Unas hebras de azafrán
Pimienta negra recién molida
Sal
Elaboración
Preparamos el relleno de las alcachofas machacando en el mortero hasta reducir a una pasta el ajo, perejil y un poco de sal. En un recipiente amplio incorporamos la carne de pollo picada, añadimos el majado de ajo y perejil y también ponemos pimienta molida al gusto, en el mismo mortero que hemos majado el ajo y el perejil ponemos un huevo y lo batimos.
Lo incorporamos a la carne y mezclamos muy bien, incorporamos también un poco de leche y pan rallado, el suficiente para que quede con cuerpo, pero no demasiado. A continuación de que la hayamos amasado bien la carne la cubrimos con papel film y dejamos reposar en la nevera hasta que la necesitemos.
Limpiamos las alcachofas retirando los troncos, (los troncos los limpiamos también dejando solo el centro tierno y los incorporamos junto a las alcachofas), quitamos las hojas duras del exterior, cortamos la parte más dura de las hojas dejando solo el corazón tierno, con una cucharita quitamos los pelillos que tiene en el centro dejando una cavidad en la que después pondremos la albóndiga. A continuación las dejamos sumergidas en agua con zumo de limón.
Picamos los ajos y la cebolla menudo, después en un vaso con agua tibia ponemos las hebras de azafrán para que infusione.
Sacamos las alcachofas del agua con limón y las secamos con papel de cocina. Con las manos humedecidas con agua cogemos una porción de masa de albóndiga y rellenamos la cavidad de las alcachofas y con otra porción de masa y la colocamos encima de las alcachofas dando forma de albóndiga; Cuando tengamos todas las alcachofas rellenas las pasamos por harina, (solo la carne) y las reservamos. (Si queda masa de albóndiga después de rellenar todas las alcachofas hacemos albóndigas y las incorporamos al guiso).
Ponemos una olla al fuego con un poco de aceite, cuando este caliente freímos las alcachofas hasta que estén doradas dando la vuelta a menudo para que se frían por todas partes y reservamos. En el mismo aceite que quede ponemos el ajo picado y sofreímos unos segundos, seguidamente incorporamos la cebolla picada, los tronquitos de las alcachofas, la hoja de laurel, sal y pimienta al gusto, sofreímos durante 7 minutos, Incorporamos el jamón picado mezclamos bien y sofreímos un par de minutos.
Ponemos las alcachofas en la olla, vertemos la infusión de azafrán y agua fría hasta cubrir las alcachofas, tapamos la olla y dejamos cocinar a temperatura media 40 minutos, sabremos que están hechas cuando pinchemos la alcachofa y notemos que esta tierna, rectificamos de sal al final y listas para disfrutar. ¡Probadlo os va a encantar!