Brochetas de pollo en salsa de tomate

Prepara unas deliciosas brochetas de pollo jugosas con berenjena en salsa de tomate casera y ligera. Esta receta es ideal para disfrutar todos juntos. Si no te apetece preparar brochetas, puedes hacer hamburguesas. Quedan deliciosas y las puedes preparar en la sartén o en el horno. ¡Manos a la obra!

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 berenjena
  • espinacas o albahaca
  • sal
  • pimienta negra molida
  • 30 gr. cereales triturados de copos de maíz o pan rallado
  • 20 gr. harina de almendras o almendras
  • cebolla en polvo
  • aceite e oliva virgen extra
  • 40 gr. queso parmesano
  • 50 gr. queso crema light
  • 1 huevo M

Ingredientes salsa de tomate:

  • 125 ml. de agua
  • 80 gr. puré de tomate
  • pimienta negra molida
  • sal

Elaboración

Cortar la pechuga en trozos pequeños. Introduce la pechuga en la trituradora hasta picar muy bien la pechuga. Reservar.

Trituramos las almendras junto el queso rallado, las espinacas y aceite de oliva virgen extra. En un bol añadiremos la pechuga triturada junto con la mezcla triturada del queso, espinacas, almendras, aceite.

Ahora, añadiremos queso crema, copos de maíz triturados, cebolla en polvo,1 huevo batido, pimienta negra y harina de almendras. Mezclaremos hasta integrar los ingredientes. Reposar en la nevera mínimo 1 hora.

Corta la berenjena en láminas. Cocinaremos las laminas en la sartén o freidora de aire. Corta las laminas por la mitad. Coger un palillo de pinchos y cogeremos trocitos de carne y los añadiremos en el palito para hacer las brochetas.

Añadiremos las brochetas en una bandeja de horno previamente engrasada con aceite de oliva. Ahora cogemos una tira de berenjena y la rodearemos sobre la carne por encima en forma de espiral.

Mientras, prepararemos la salsa. En un cazo añadir: el aceite de oliva, el puré de tomate, el agua, la sal y la pimienta negra molida. Cocinar a fuego medio y remover unos minutos. Verter la salsa sobre las brochetas.

Cocinar en el horno a 180ºC durante 30 minutos. Servir y disfrutar.

Consejos:

Puedes sustituir los copos de maíz por pan rallado. Si añades pan rallado no hará falta añadir la harina de almendras.

Puedes hacer en lugar de brochetas unas hamburguesas en su lugar, quedan deliciosas.