Buñuelos de pollo, súper fáciles y riquísimos

Buñuelos de pollo, súper fáciles y riquísimos, no os pasa que el pollo se vuelve aburrido si lo preparamos siempre de las misma manera, para sorprender a la familia os animo a que preparéis esta receta que es una opción estupenda para preparar una cena o merienda informal, también como aperitivo o entrante y compartir con los amigos y la familia, sin duda a nadie le va a resultar indiferentes estos riquísimos ¡¡buñuelos de pollo!!
Ingredientes
----------- Ingredientes para 2 personas:
.
1 Pechuga de pollo, ya limpia de piel y hueso
Abundante aceite de oliva virgen extra para freír los buñuelos
.
------------Ingredientes del macerado:
.
2 Dientes de ajo
1 Cucharada Aceite de oliva virgen extra
Al gusto Perejil seco o fresco
1 Zumo de 1 lima o 1/2 limón
Al gusto Pimienta negra recién molida
Al gusto Sal
.
.
---------------Ingredientes del rebozado:
.
150 g (1 Cup) Harina de todo uso o harina 0000
150 ml (2/3 Cup) Cerveza
1 Huevo
1 Cucharada aceite de oliva virgen extra
Al gusto Sal
Al Gusto pimienta negra recién molida
Abundante aceite de oliva virgen extra para freír los buñuelos
Elaboración
1 Troceamos el pollo en tiras y a su vez en porciones de tamaño medio, colocamos el pollo troceado en un recipiente amplio, picamos muy menudos los ajos y los añadimos al pollo, también le añadimos el aceite, el zumo de la lima, perejil picado y salpimentamos al gusto, mezclamos muy bien, cubrimos el recipiente con papel film y dejamos en la nevera reposar durante unas 2 horas.

2 Preparamos la masa: En un recipiente amplio ponemos la harina, salpimentamos al gusto y mezclamos un poquito, añadimos la yema de huevo (reservamos la clara para añadirla después) añadimos el aceite y la mitad de la cerveza, con unas varillas manuales mezclamos un poco y le añadimos el resto de cerveza, mezclamos hasta que sea una masa lisa y sin grumos, cubrimos el recipiente con papel film y dejamos en la nevera reposar unas 2 horas.

3 Pasado el tiempo de reposo batimos la clara de huevo a punto de nieve y la incorporamos a la masa con movimientos envolventes, ponemos un cazo o sartén con abundante aceite al fuego hasta que este caliente pero no en exceso, sumergimos los trocitos de pollo en la masa de uno en uno, los añadimos al aceite caliente y los freímos hasta que estén bien dorados, los dejamos sobre papel absorbente y servimos bien calientes acompañados de alguna salsa de nuestro gusto, listos para disfrutar. ¡¡Probadlos os va a encantar!!