Carrillada ibérica

Carrillada ibérica
Una carne que ha estado muy poco valorada pero que ahora vuelve a tener un gran auge, es maravillosa debido a la gelatina que posee.
Ingredientes

INGREDIENTES: (para 6 personas)



2 kg de Carrillada ibérica



200 ml. De vino blanco (tipo
Montilla o manzanilla)



1 Cebolla grande



1 Puerro



2 Zanahorias



2 Tomates grandes



Laurel



Tomillo



Pimienta en grano



Sal y Aceite de oliva virgen
extra



Guisantes (opcional)



ELABORACIÓN:



Limpiar bien la carrillada y
marcar en un poco de aceite de oliva virgen, retirar y reservar.



En ese mismo aceite, añadir el
laurel y la cebolla, el puerro y una de las zanahorias cortadas no muy grandes,
refreír y salpimentar, añadir el vino y dejar que se evapore el alcohol,
incorporar el tomate pelado, y seguir refriendo.



Una vez que esté todo pochado,
batir la verdura. Añadir la carne al perol y ponerle la salsa de verdura ya
batida, rectificar de sal y pimienta y añadirle el tomillo seco (una cucharada
más o menos), dejar guisar la carne, pelamos y cortamos la otra zanahoria en
rodajas y se la incorporamos al guiso, casi al final añadir los guisantes
frescos, si nos gusta.



Siempre al final probaremos y
rectificaremos tanto de las especias como de la sal.



Servir con patatas fritas,
asadas o en puré.



NOTA:



Podemos sustituir el vino
blanco por tinto, es una opción muy buena para la carne.
























Los
guisantes como he dicho son opcionales, mejor frescos o congelados que de lata,
si son de los primeros, en unos diez minutos antes de terminar la cocción
estarán listos, si son de lata se lo añadiremos al final y en el mismo reposo
del guiso se unificarán los sabores.