Cómo empezar un jamón para aprovecharlo al máximo

Explicamos las claves para poder empezar un jamón de forma correcta y aprovecharlo al máximo.
Ingredientes
¿Qué vas a necesitar? Pues, lógicamente, un jamón. También necesitarás un soporte jamonero. Por último, necesitarás cuchillos adecuados (cuchillo cebollero y cuchillo jamonero)
Elaboración
Paso 1: Colocar el jamón: Lo primero que tienes que hacer, como es natural, es colocar el jamón en el jamonero. Para una familia, lo mejor es empezar el corte por la babilla, porque esa zona está más curada y es más jugosa. Por lo tanto, tienes que colocar el jamón en el jamonero con la pezuña hacia abajo. Así, la babilla quedará en la parte superior, lista para empezar.
Paso 2: Primer corte: El primer corte debe realizarte en el jarrete (en la parte superior), para, después, poder limpiar el jamón de la grasa de los lados, y poder cortar las lonchas de la forma más ajustada. Este primer corte debe dejar a la vista la carne del jamón.
Paso 3: Limpiar el jamón: Una vez hayas hecho el corte anterior, tendrás que limpiar la grasa de los lados. Ten en cuenta, no obstante, que esa grasa es la que permite al jamón mantenerse jugoso. Por lo tanto, no debes retirar mucha. Debes retirar la justa para lo que vayas a consumir. De lo contario, se secará antes de tiempo.
Paso 4: Cortar jamón: Por último, hay que cortar las lonchas. Y no nos vamos a engañar en este punto: cortar jamón es un arte. Se necesita tiempo y experiencia para hacer bien el corte y sacar lonchas que mantengan el aroma y el sabor tanto como sea posible. Se recomienda utilizar un cuchillo jamonero bien afilado, y hay que hacer los cortes con el cuchillo plano sobre el jamón, logrando lonchas lo más finas posibles, con unos seis centímetros de ancho, y unos 4 o 5 de largo.
Lo anterior es la explicación acerca de cómo empezar un jamón. Digamos que es la teoría. Sin embargo, para empezar un jamón de forma óptima, también tendrás que coger práctica. Y es que, para poder cortar bien un jamón, necesitas los mejores instrumentos. Y esos instrumentos se llaman cuchillos. Necesitarás dos tipos de cuchillos para cortar jamón adecuadamente.
El primero, un cuchillo grande y grueso (conocido como ?cuchillo para descortezar?), que utilizarás para realizar el primer corte y para quitar la grasa durante la limpieza del jamón.
El segundo, un cuchillo fino y largo (conocido como ?cuchillo jamonero?), que es el que seguramente tengas en mente, y que se utiliza para cortar las lonchas. Como es fino, se pueden cortar lonchas finitas, que son las que mejor mantienen el aroma y el sabor.
Si quieres comprar los mejores cuchillos para cortar jamón (y para otro tipo de necesidades en la cocina), lo mejor es que visites la guía de compra de cuchillos de cocina que te ponemos en la referencia. Allí encontrarás todo lo que necesitas en lo que a corte de alimentos se refiere.