Cordero guisado con tomate y vermut

Ingredientes

Para 4 personas:

  • 1 kg. de cuello de cordero cortado en trozos de unos 2 o 3 cm 
  • 2 cebollas 
  • 6 dientes de ajo 
  • 1 bote de tomate triturado o troceado al natural (800 gr.) 
  • 150 ml. de vermut rojo 
  • tomillo al gusto 
  • romero al gusto 
  • sal 
  • pimienta 
  • aceite de oliva suave (opcional) 
  • arroz, patatas fritas o en puré, o pan (para acompañar)
Elaboración
Con muy poco aceite -o sin, si el recipiente no se pega- dorar bien el cordero salpimentado, a fuego medio y dejando que se funda buena parte de su grasa. Pelar y picar la cebolla y el ajo.

Retirar el cordero y usar la grasa -quitar parte, si hay mucha: con unas cuatro cucharadas basta- para dorarlas ligeramente, a fuego medio-bajo durante unos 10 o 12 minutos y removiendo de vez en cuando.

Añadir tomillo y romero al gusto y dorar un par de minutos más. Devolver el cordero, añadir el vermut y subir el fuego un par de minutos para que evapore. Añadir el tomate y un poco de sal y pimienta, tapar y dejar a fuego medio. Cuando hierva, bajarlo casi al mínimo.

Dejar hacer chup chup durante unos 45 minutos, destapando ligeramente la cazuela si es necesario para facilitar la evaporación: buscamos una salsa un poco densa, sabrosa y ligeramente caramelizada.

Mientras, preparar la guarnición. Antes de servir, probar y rectificar de sal y pimienta. Servir bien caliente con la guarnición deseada.