Fiambre de pollo casero, fácil y saludable

Una receta que te garantizo que la harás una y otra vez porque además de estar deliciosa, se prepara fácil y rápidamente. El resultado es un riquísimo fiambre de pollo casero con mucho sabor y que lo podemos servir en bocadillo, como entrante o como tapa, de cualquier manera estará riquísimo.
Ingredientes
  • 1,5 kg. carne de pollo limpia de huesos y piel (yo tengo 9 muslos de pollo) 
  • 2 ajos 
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce (Paprika) 
  • 1 cucharada de sal 
  • 1/2 cucharadita pimienta molida 
  • 1/2 cucharadita nuez moscada 
  • unas ramitas de tomillo fresco (puede ser seco si no encontráis fresco) 

Para la pieza 1:

  • 30 pistachos tostados 
  • una trufa pequeña 

Para la pieza 2:

  • 12 aceitunas verdes sin hueso 
  • trocitos de pimiento asado rojo o morrón 
Elaboración
1.- Limpiamos la carne de pollo de piel y huesos, seguidamente lo cortamos en trozos pequeños, reservamos un poco de carne troceada y el resto de carne la picamos con robot de cocina o picadora eléctrica. Si lo haces con el robot Mycook Touch lo hacemos en 5 golpes de turbo de 3 segundos cada uno y en varias tandas. Una vez toda la carne picada la ponemos en un recipiente amplio.

2.- Seguidamente añadimos a la carne picada los condimentos, el tomillo, los ajos machacados o prensados, la sal, el pimentón dulce, la nuez moscada rallada, la pimienta molida y también añadimos la carne cortada en trocitos que teníamos reservada, con las manos amasamos hasta que esté todo muy bien integrado.

3.- Cuando ya tenemos la masa lista la dividimos en 2 partes iguales y las dejamos en recipientes aparte, extendemos un trozo de papel film y ponemos sobre el papel la mitad de una parte de masa, la extendemos hasta dejarla plana y de un grosor de medio centímetro aproximadamente.

Por encima de la carne repartimos la mitad de pimiento en trocitos y la mitad de aceitunas, por encima extendemos el resto de carne y sobre esta el resto de pimiento y aceitunas, hecho esto la enrollamos ayudándonos del papel film.

4.- Una vez enrollado lo hacemos rodar sobre la mesa apretando un poquito hasta que tengamos el tamaño que queramos, cerramos los extremos con un nudo y ponemos el rollo dentro de una bolsa para asado, (si no tenéis ese tipo de bolsa se envuelve en un par de veces en papel film para que quede bien sellado), se cierra la bolsa con un cordón procurando que quede bien apretado para que no entre agua.

5.- A la mitad de masa que nos queda le añadimos la trufa cortada en trocitos y los pistachos, amasamos bien para que se integren a la masa, extendemos un trozo de papel film sobre la mesa y ponemos encima la masa, envolvemos con el papel y lo hacemos rodar sobre la mesa presionando un poco hasta dejarlo con el grosor y la largura que queramos, seguido hacemos un nudo en cada extremo.

6.- Ponemos el rollo dentro de una bolsa para asados, cerramos la bolsa atándola con un cordón como hicimos en el anterior rollo, cortamos el exceso de bolsa con unas tijeras, cocemos al vapor. Si lo haces con el robot Mycook Touch llenamos hasta la mitad del vaso con agua y ponemos encima la vaporera.

Calentamos programando 10 minutos - temperatura 140ºC - velocidad 1, cuando ha pasado el tiempo indicado ponemos dentro de la vaporera las piezas de carne y las cocemos 60 minutos - temperatura 140ºC - velocidad 1.

7.- A mitad de cocción damos la vuelta a cada pieza de carne y cuando haya pasado el tiempo de cocción retiramos las piezas de carne de la vaporera las dejamos enfriar y después las pasamos a la nevera de un día para el otro sin sacarlas de las bolsas hasta el momento de servir.

8.- Para cocer la carne en una olla si no tenemos vaporera, ponderemos una olla amplia al fuego llena de agua hasta la mitad, cuando está hirviendo el agua a borbotones ponemos dentro los rollos de carne, seguido bajamos el fuego al mínimo y tapamos la olla.

El agua no volverá a hervir solo se verán pequeñas burbujas que salen del fondo de la olla, así las dejamos durante una hora, después las retiramos del agua y las dejamos enfriar, seguido las pasamos a la nevera de un día para el otro.

9.- Antes de servir sacamos los rollos de la bolsa y retiramos el papel film, secamos cada rollo con servilletas de cocina y ya podemos cortar en rebanadas del grosor que queramos y listo para servir y para disfrutar.

¡Probadlo, os va a encantar!

Ir a la receta original: