GALETTE con POLLO, CHAMPIÑONES y ESPINACAS

Hoy una riquísima galette. Un plato de lo más sencillo pero sabrosísimo. Salió de querer aprovechar lo que había en la nevera, sobre todo... la base de masa brisa. Más difícil de relatar y escribir que de hacer. Disfrutadla. ¡Buen provecho!
Ingredientes
· 1 base de masa brisa fresca
· 1 pechuga de pollo deshuesada
· 3 champiñones grandes
· 1 cebolla
· Un buen puñado de espinacas frescas
· Queso Crema
· Aceite de oliva
· Sal
· Pimienta negra
· Queso rallado para gratinar
Elaboración
Limpiamos con un papel húmedo los champiñones y los laminamos.
Ponemos un par de cucharadas de aceite en una cazuela o sartén y dejamos que coja temperatura
Agregamos el pollo y los champiñones. Salpimentamos y rehogamos.
Cuando el pollo empiece a dorarse, añadimos la cebolla. En mi caso va rallada. Podéis ponerla como más os guste, incluso cortada en juliana. Rehogamos para cocinarla bien.
Turno para las espinacas y damos unas vueltas para integrarlas y cocinarlas. En un par de minutos estarán listas.
Apagamos el fuego y ponemos unas tres cucharadas de queso crema. Removemos para fundirlo. Con el calor residual tendremos bastante. Reservamos en un plato hasta necesitarlo.
Untamos una tartera con aceite de oliva y lo repartimos bien ayudándonos de un papel de cocina.
Acomodamos la base de masa brisa en ella junto con el relleno de pollo
Repartimos bien el sobrante de masa hacia el centro de la misma y espolvoreamos un poco queso rallado por encima.
Horneamos unos 12 minutos con calor arriba y abajo, a unos 200 grados. Retiramos y dejamos templar.
Traspasamos al plato de servir y lista.
Más difícil de relatar y escribir que de hacer. Disfrutadla. ¡Buen provecho!