Patatas a la riojana (receta tradicional)

Receta tradicional de patatas a la riojana o guiso de papas con chorizo. Una receta de toda la vida y que siempre está riquísima, se prepara fácil y rápidamente con el resultado de un guiso delicioso que podemos darle nuestro toque personal con un poco de picante, si es que nos gusta, pero sin el picante queda igualmente delicioso.
Ingredientes
  • 1 kg. patatas 
  • 300 gr. chorizo fresco 
  • 2-3 pimientos choriceros secos o 1 cucharada de carne de pimiento choricero 
  • 2 dientes de ajos pelados 
  • 1/2 cabeza de ajos 
  • 1 cebolla 
  • 2 pimientas de cayena o 2 guindillas (chiles picantes) 
  • 2 hojas de laurel 
  • 1 pimiento verde o pimiento Italiano
  • aceite de oliva virgen extra 
  • sal 
  • agua
Elaboración
1.- Partimos por la mitad los pimientos choriceros y les retiramos las semilla, seguidamente los ponemos dentro de un recipiente con abundante agua caliente a hidratar durante unos 20 minutos.

2.- Pelamos la cebolla y los 2 ajos y después los picamos muy menudos, lavamos el pimiento verde y lo partimos por la mitad, le retiramos las semillas y lo cortamos en trocitos pequeños lo reservamos todo para más adelante.

3.- Cortamos en rodajas de unos 2 centímetros de grosor los chorizos, pelamos y lavamos las patatas seguido las cortamos en trozos ni muy grandes ni muy pequeñas, cuando los pimientos choriceros están hidratados les retiramos la carne raspando con un cuchillo, reservamos el agua de haber hidratado los pimientos para el guiso.

4.- Ponemos una olla al fuego a temperatura media, ponemos unas 3 cucharadas de aceite en la olla y cuando este caliente pochamos el picadillo de cebolla y ajos con una pizca de sal durante unos 4 minutos, después añadimos el pimiento verde, la media cabeza de ajos, el laurel y las guindillas (opcional) lo pochamos todo junto un par de minutos más.

5.- Seguidamente añadimos a la olla la carne de pimiento choricero y lo cocinamos un minuto junto al sofrito, añadimos los chorizos cortados y los cocinamos junto al sofrito durante un par de minutos también, seguidamente añadimos las patatas y mezclamos bien.

6.- Añadimos a la olla el agua de hidratar los pimientos pasándola por un colador y acabamos de cubrir las patatas con agua, añadimos sal al gusto, mezclamos bien y cocemos durante unos 30 a 35 minutos a fuego medio.

7.- A los 15 minutos más o menos de cocción retiramos las guindillas si es que las hemos puesto, probamos de sabor y rectificamos si es necesario y añadimos más agua si vemos que se quedan un poco secas, dejamos cocer hasta que las patatas estén tiernas, al final de la cocción podemos desgrasar el guiso con una cuchara.

8.- Una vez tiernas las patatas solo nos queda emplatar y disfrutar.

¡Probarlo, os va a encantar!