Platos típicos de Puerto Vallarta

Elaboración
Platos típicos de Puerto Vallarta


1. Tortas ahogadas.
Son tortas hechas de birote, un pan típico mexicano, que para esta especialidad se rellena con carne de cerdo, pero también puede ser con camarones u otras carnes para luego ser sumergidas en salsa de chile.

Para los turistas se ofrecen salsas en grados diferentes de picante, para adaptarse a todos los paladares.
puerto vallarta-Tortas ahogadas-blog de viajes


2. Birria
Es sin dudas uno de los platos locales favoritos, y consiste en carne de chivo u oveja, cocida en una salsa picante con comino, orégano y jengibre.

Tradicionalmente se hornea bajo tierra por 4 o 5 horas. Una vez cocida, la carne se sirve en plato hondo, bañada con la salsa resultante de su cocción y se puede enriquecer con cebolla picada, salsa de chile y limón.

Para rematar, se acompaña con tortillas de maíz y frijoles fritos, una delicia.


3. Pozole de Camarón.
Pozole es un caldo con granos de maíz, que dependiendo de las múltiples recetas de las diferentes regiones del país se sirve rojo, blanco o verde.

El Pozole en la zona de Jalisco, donde se ubica Puerto Vallarta, puede ser rojo o blanco, e incluye carne de cerdo o pollo.

Para hacerlo aún más apetitoso, como guarnición se le puede añadir lechuga, cebolla, rábanos, sal, limón, aguacate, queso y orégano.


4. Tamales
Los tamales se ganaron un lugar de privilegio en la dieta mexicana. Sus formas, colores y sabores forman parte de la cultura gastronómica y son motivo de múltiples estudios realizados desde los años Ž70 porque están presentes en toda América Latina.

Existen cerca de 400 variedades que se pueden clasificar de diversas maneras. Algunas no contienen maíz, el ingrediente más común, y aunque tradicionalmente su preparación es hogareña, los tiempos actuales la han restringido a ocasiones especiales.

Su característica principal es que está envuelto en una hoja. Y más allá de lo tradicional que representa, se ignora a quién o a quiénes se debe de manera concreta, aunque se tiene la certeza de que su preparación se remonta a unos mil años antes de nuestra era.

Básicamente consisten en una masa de maíz que se rellena con carne o verduras y salsas, y se envuelven en hojas de mazorcas de maíz posteriormente cocidos en agua o al vapor.

Los de esta zona mexicana son de los que se llevan las mejores críticas.


5. Ceviche
Es un plato muy popular y consiste en carne marinada, generalmente de pescado, mariscos o ambos, en aderezos cítricos.

En el ceviche mexicano se puede encontrar una gran combinación de ingredientes frescos, sabores elaborados y un toque picante por supuesto.

Conlleva una variedad de opciones para ser degustado, porque se puede servir como plato de entrada o como plato principal, gracias a que se puede acompañar, y queda muy bien, con diferentes guarniciones como arroz, tostadas, guacamole o hasta ensaladas.


6. Michelada de Camarón
Se trata de un cóctel típico mexicano que se popularizó en ese país durante los años Ž40, cuando la gente comenzó a mezclar la cerveza con ciertos tipos de salsa picante.

Actualmente, también se ha vuelto popular en otras partes del mundo, pero posee una condición fundamental para que se considere como una verdadera michelada, incluir jugo de camarón, sal, limón y una serie de salsas.

Esta bebida tan clásica e inconfundible, se corona con una decoración de camarones cocidos con los que se acompaña para que la degustación sea bien completa y deliciosa.