Pollo al curry (receta india)

Pollo al curry (receta india)
Todo un descubrimiento. Mezcla de sabores que no dejan indiferentes. Rica comida de domingo, después del partido
Ingredientes
500 g de pechuga de pollo limpia
1 lata de leche de coco de 250 ml
1 cebolla o cebolleta
1 puerro o 5 ajetes
6 cucharadas de tomate triturado (o tomate frito)
Aceite
2 cucharaditas de curry
1 cucharadita de comino
1 cucharaditas de cúrcuma
1 trocito de jengibre fresco o 1 cucharadita en polvo
2 diente de ajo
sal al gusto
1 cayena (opcional)
cilantro (opcional)
200 g de arroz basmati para acompañar
Elaboración
Procedemos a machacar el comino y la cayena en un mortero hasta reducirlos a polvo. En un recipiente mezclamos las especias (el comino, la cayena, el curry y la cúrcuma) con un pellizco de sal y el tomate triturado hasta convertirlo en una pasta. Si vemos que queda un poco seca podemos añadir más tomate.
Ahora vamos a cortar la pechuga de pollo en trozos del tamaño justo para que los podamos comer de un bocado.Colocamos los trozos de pollo en un recipiente amplio y los embadurnamos con la mezcla de especias hasta que queden bien cubiertos. Podemos hacerlo con las manos directamente si queremos.Tapamos el pollo con papel film y lo dejamos marinar en la nevera mientras seguimos preparando la receta.
Cortamos la cebolla y el puerro en brunoise (en daditos pequeños). También cortamos el ajo lo más finamente que podamos.Calentamos en una sartén a fuego medio el aceite. Cuando haya cogido temperatura añadimos el ajo, el puerro y  la cebolla y lo pochamos todo a fuego lento hasta que la cebolla esté transparente. Este proceso tardará unos 15 minutos aproximadamente.Cuando la cebolla esté bien pochada habrá que picar el jengibre bien finito y añadirlo a la sartén o si es en polvo, bastará habérselo añadido a la mezcla de especias . Lo salteamos durante un par de minutos.Ahora subimos un poco el fuego de la sartén y agregamos los trozos de pollo que teníamos reservados en la nevera. Salteamos todos los ingredientes durante un par de minutos hasta que el pollo coja un poco de color.Agregamos la leche de coco, bajamos un poco el fuego y dejamos que se reduzca la salsa durante unos 10 minutos. Este tiempo es aproximado, pues tendremos que reducir la salsa en función de si nos gusta más o menos espesa. Mi consejo es que tenga una consistencia ligera para que luego, al mezclarla con el arroz, el plato quede bien jugoso.Por último, espolvoreamos el pollo con curry con un poco de cilantro bien picadito, si os gusta, le aporta mucho frescor y autenticidad a la receta.
Yo prometo repetir.