Pollo con garbanzos y setas

Pollo con garbanzos y setas
Un plato único que incorpora carne, legumbres y verduras en forma de setas. Esta receta se me ocurrió cuando vi dos recetas por separado en una revista, por un lado setas con garbanzos, y por otro lado garbanzos con pollo. Así que decidí unificarlas, con un par de retoques, y me quedó este plato tan rico y contundente. Digamos que ésta es la versión de receta rápida, en la que también podríamos utilizar setas congeladas. Pero también se puede hacer una versión del plato más casero. En este caso haríamos nuestro caldo de pollo donde coceríamos los garbanzos (que habríamos puesto a remojo previamente). Y ese caldo sería el que utilizaríamos para añadirlo al pollo. Bueno, ya cada uno que elija la versión que más le guste, porque de las dos formas está riquísimo.

Ingredientes

  • 8 contramuslos de pollo sin hueso 
  • 1 bote de garbanzos cocidos 
  • 300 gr. setas variadas 
  • 2 cebollas 
  • 2 dientes de ajo 
  • 1 tomate 
  • aceite de oliva 
  • sal 
  • pimienta 
  • 1 Brik de litro de caldo de pollo o de verdura

Elaboración

Pela y pica las cebollas y los ajos. Lava y ralla el tomate. Limpia y trocea las setas. Trocea los contramuslos. Rehoga la mitad del ajo y toda la cebolla con 3 cucharadas de aceite. Cuando esté doradito añade el tomate. Deja que se poche todo unos 5 min.

En otra sartén ponemos el resto de ajo picado y 2 cucharadas de aceite y dejamos que se dore. Añadimos las setas y salteamos. Incorporamos los garbanzos lavados y escurridos. Salpimentamos y dejamos que cueza un par de minutos.

Agregamos el sofrito de tomate y dejamos rehogar todo junto otro par de minutos. Reservamos. Salpimentamos los trozos de contramuslos y los doramos en una cazuela con muy poquito aceite. Una vez dorado sacamos el pollo a un plato y retiramos todo el aceite de la cazuela.

Volvemos a introducir el pollo en la cazuela y añadimos el preparado de garbanzos y setas que teníamos reservado. Agregamos el caldo (un poco en función de lo caldoso que lo queramos añadimos todo el litro o un poco menos). Damos un hervor para que liguen todos los sabores.

Probamos y rectificamos de sal. Damos un hervor rápido. Retiramos del fuego y dejamos reposar unos minutos. Servir y a disfrutar del plato.