Pollo asado con castañas

Pollo asado con castañas
¿Qué te apetece cocinar hoy? Nosotros te proponemos un almuerzo de lujo: pollo asado con castañas. Este plato es tan fácil de preparar y queda tan sabroso que se convertirá en tu receta favorita para consentir a toda tu familia. ¡No vas a creer lo bueno que está! Esta preparación es super completa ya que al mismo tiempo que cocinas el pollo preparas la guarnición: ¡patatas horneadas! Así pues, te sugerimos que complementes tu comida con una rica ensalada de quinoa y aguacate para tener un menú balanceado y nutritivo. Si ya tienes todo listo para empezar a cocinar el más rico pollo asado con castañas, no esperes más, sigue las instrucciones y manos a la obra.
Ingredientes
  • 1 pollo entero troceado y sin piel 
  • 4 patatas 
  • 300 gr. de castañas 
  • 4 dientes de ajo 
  • 500 ml. de leche 
  • 1 cucharada de orégano 
  • 1 cucharada de romero 
  • 2 hojas de laurel 
  • 2 ramas de tomillo 
  • aceite de oliva 
  • sal 
  • pimienta
Elaboración
Antes de empezar a preparar el pollo asado con castañas precalienta el horno a 220°C para que tenga la temperatura adecuada al momento de hornear. Comienza cortando la cebolla en julianas y los dientes de ajo en cuadritos muy pequeños.

Luego salpimenta los trozos de pollo por todas sus partes y pela las castañas. Prepara un aderezo mezclando en un bol 3 cucharadas soperas de aceite de oliva, el orégano y el romero.

Embadurna el pollo con esta mezcla vigilando que quede bien impregnado. Enmanteca una fuente para hornear, coloca en el fondo una cama de cebollas y encima el pollo.

Hornea a 220°C durante 1 hora y 30 minutos. Mientras el pollo se empieza a cocer, pela las patatas y córtalas en rodajas. Luego agrega la leche a un cazo y cuando esté caliente añade las castañas y déjalas cocer durante 10 minutos.

Cuando el pollo esté a mitad de cocción, abre el horno e incorpora a la bandeja las patatas y las castañas con la leche. Aprovecha también para voltear las presas de pollo para que se doren por ambos lados y bañarlas con jugo de la cocción.

Cuando haya transcurrido la hora y media de cocción, saca el pollo del horno, déjalo reposar durante 10 minutos y lleva la bandeja a la mesa para que cada quien se sirva su porción de pollo asado con castañas. ¡Buen apetito!