Pollo asado al limón

Pollo asado al limón
No hay nada como un buen pollo asado al limón para preparar un plato contundente y delicioso en pocos minutos. Esta receta es tan fácil y sabrosa que seguro que pronto se convertirá en una de tus favoritas para servir en cualquier ocasión. Como esta preparación ya incluye una guarnición, puedes completar tu menú con una ensalada templada de queso de cabra como entrante. Si ya te convencimos, reúne todos los ingredientes para hacer un delicioso y práctico pollo asado al limón siguiendo los pasos.
Ingredientes
  • 1 pollo entero 
  • 3 limones 
  • 250 ml. de vino blanco 
  • 6 dientes de ajo 
  • 4 patatas medianas 
  • 1 rama de romero fresco 
  • 1 rama de tomillo fresco 
  • una cucharadita de orégano deshidratado 
  • 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra 
  • pimienta negra recién molida 
  • sal al gusto
Elaboración
Para empezar, debes retirar las vísceras del pollo, lavarlo bien por dentro y por fuera y ponerlo a escurrir. Después de secarlo con un papel absorbente, salpimiéntalo tanto por dentro como por fuera.

Ahora vas a preparar el marinado en el que lo vas a asar. Para ello exprime dos limones, cuélalos para quitarle la pulpa y vierte en el vaso de la batidora o la licuadora.

Pela los dientes de ajo, trocea en dos y agrégalos junto con las hierbas, el vino blanco y el aceite de oliva. Tritura hasta que tengas una mezcla homogénea.

Enciende el horno y precaliéntalo a 190°. Coloca el pollo en una fuente refractaria, báñalo con la salsa por dentro y por fuera y coloca un limón previamente lavado en su interior.

Tapa con un papel aluminio y mete en el horno. Reserva un poco de salsa para hidratar el pollo durante la cocción. Lava bien las patatas y resérvalas.

Cuando hayan transcurrido los primeros 30 minutos, saca la fuente, voltea el pollo y cubre con el resto de la salsa que reservaste. Coloca las patatas alrededor, tapa con el papel aluminio y mete de nuevo en el horno.

A los 20 minutos vuelve a sacar, riega el pollo y las patatas con los jugos en los que se están cociendo y continúa horneando destapado por 15 minutos más para que se dore.

Cuando las patatas se ablanden y tu pollo asado al limón no ofrezca resistencia al pincharlo ya estará listo para sacarlo y servirlo. ¡Qué aproveche!