Receta de pollo a la cerveza con limón

Receta de pollo a la cerveza con limón
Nada mejor que un pollo a la cerveza con limón para deleitar a tus invitados con un plato sabroso, fácil y lleno de sabor. Si quieres aprender a prepararlo no te pierdas el paso a paso que hemos preparado en unareceta.com ¡Ya verás qué fácil y rico te queda! Como podrás comprobar por ti mismo, este plato es muy sencillo de hacer, por lo que puedes aprovechar para preparar una patatas fritas con piel de acompañamiento o unas berenjenas rebozadas con miel.
Ingredientes

  • 1 pollo troceado

  • 500 ml. de cerveza rubia

  • 1 cebolla.

  • 1 limón

  • 3 ajos

  • Aceite de oliva

  • Sal


Elaboración
Para empezar a cocinar este suculento pollo a la cerveza con limón lo primero que haremos será pelar, lavar y cortar la cebolla en juliana. Pelamos y cortamos también los ajos en láminas.
Exprimimos le zumo del limón y reservamos. Salamos los trozos de pollo a nuestro gusto.
Ahora pondremos una sartén al fuego con aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente añadimos los dientes de ajo y con el fuego a intensidad media los salteamos hasta que estén dorados.
A continuación incorporamos la cebolla a la sartén con una pizca de sal y la pochamos a fuego medio durante unos 7-8 minutos hasta que esté transparente.
Mientras se hace la cebolla, ponemos una olla en el fuego para cocinar el pollo. Echamos un chorro de aceite de oliva, y cuando esté caliente añadimos el pollo troceado y lo freímos por ambas caras hasta que coja un tono dorado.
Cuando la cebolla ya esté dorada y transparente le añadimos el zumo del limón. Removemos bien y le añadimos también la cerveza. Volvemos a remover hasta formar una salsa.
Ahora tenemos que incorporar la salsa a la olla donde estamos friendo el pollo. Removemos, tapamos y dejamos cocinar a fuego medio durante unos 40 minutos. Es importante ir removiendo y dando la vuelta a los trozos de pollo de vez en cuando.
Pasados los 40 minutos, subimos el fuego para que acabe de espesar la salsa durante unos 5 minutos. Apagamos el fuego y dejamos reposar 10 minutos antes de servir.
Y ahora sí, el pollo con cerveza y limón está listo para servir. ¡Que lo disfrutes!