Rollitos de berenjena y calabacín rellenos

Una receta deliciosa y con la que podemos aprovechar lo que tengamos en la nevera para hacerla. Podemos sustituir algún ingrediente por otro y así no hará falta ir a comprar en este tiempo ya que lo mejor para nuestra salud es estar en casa. Yo le llamo como un plato de confinamiento, pero absolutamente delicioso. Mantengamos fuerte nuestro ánimo que pronto todo pasará.
Ingredientes

  • 2 berenjenas pequeñas o 1 grande
  • 1 calabacín 
  • 3 dientes de ajos pelados 
  • 3 champiñones u hongos (pesan 120 gr. aproximadamente) 
  • 1 zanahoria 
  • 2 tomates pera 
  • 1 cebolla 
  • 400 gr. carne picada de cerdo o longaniza fresca de cerdo 
  • 1 cucharadita de orégano seco 
  • 1 cucharadita de albahaca seca 
  • sal 
  • pimienta negra recién molida 
  • aceite de oliva virgen extra 
  • 75 gr. queso crema (tipo Philadelphia) 
  • 250 ml. salsa de tomate o tomate frito (casero o comprado) 
  • 150 gr. queso mozzarella rallado

Elaboración
Preparamos los ingredientes. Cortamos en rebanadas de un par de milímetros de grosor la berenjena y el calabacín. Las cortaremos a lo largo. Una vez cortada la berenjena la ponemos dentro de un recipiente con abundante agua fría y un poco de sal. La dejamos ahí durante unos 15 minutos para que suelten el amargor.

Reservamos el calabacín y pelamos los champiñones. Les quitamos el tronco, los picamos muy menudos y los reservamos. Pelamos la cebolla y picamos muy menuda junto a los ajos. Pelamos la zanahoria y la rallamos con un rallador junto a los tomates. Lo reservamos.

Las salchichas frescas o longanizas las prepararnos quitándoles la piel y las cortamos con unas tijeras en trocitos pequeños. Aromatizamos el tomate frito con la albahaca y el orégano, mezclamos bien y lo reservamos para más adelante.

Ponemos una sartén al fuego con 2 cucharadas de aceite. Cuando esté caliente añadimos la cebolla y los ajos picados y pochamos con una pizca de sal durante unos 7 minutos a temperatura media. Seguidamente añadimos la carne y la doramos removiendo mucho para que quede suelta en trocitos muy pequeños.

Una vez que la carne está dorada añadimos los champiñones y la zanahoria. Cocinamos a temperatura media alta durante unos 5 minutos mezclando a menudo. Añadimos los tomates rallados, sal y pimienta molida la gusto, mezclamos bien y cocinamos 5 minutos. Retiramos del fuego y lo reservamos para más adelante. Conviene que esté frío.

Untamos con un poquito de aceite una sartén amplia o una plancha al fuego y haremos "a la plancha" los calabacines hasta que estén dorados por los 2 lados. Los retiramos a un plato y los reservamos tapados. Escurrimos la berenjena del agua, la secamos en papel de cocina y las haremos a la plancha igual que los calabacines. Las reservamos tapadas hasta que las vayamos a usar.

En una bandeja o Pírex para horno ponemos una capa de salsa de tomate y la extendemos bien por todo el fondo. Le añadimos queso crema y la mitad de queso rallado a la mezcla de carne que ya estará fría. Mezclamos bien y con esta farsa rellenamos las rebandas de berenjena y calabacín. Colocamos los rollitos ordenadamente en la bandeja sobre el tomate.

Si nos queda un poco de relleno lo utilizamos para rellenar un poco más los rollitos una vez en la bandeja. Sobre los rollitos extendemos un poco de salsa de tomate y rociamos por encima con el resto del queso rallado. Espolvoreamos con un poco de albahaca y orégano al gusto.

Llevamos la bandeja a hornear con el horno precalentado a 190ºC (380ºF) con calor arriba y abajo. Horneamos a 190ºC durante 30 minutos o hasta que veamos que están dorados y a nuestro gusto.

Una vez dorados los retiramos del horno y listos para disfrutar. ¡Probarlos, os van a encantar!