Rollo de carne y verduras en hojaldre

Una receta muy fácil de hacer y con un sabor insuperable, jugoso por dentro y crujiente por fuera. Esta receta es estupenda para un día de celebración o cualquier día de la semana. Se puede tener preparada con antelación y hornear en el último momento. ¡Y a disfrutar! Además por poco dinero tendernos una comida de día de fiesta.
Ingredientes
  • 600 gr. de carne picada de cerdo (puede ser otra) 
  • 70 gr. de bacon o tocino ahumado 
  • 2 dientes de ajos 
  • 1/2 cebolla 
  • unas ramitas de perejil 
  • 3 pimientos del piquillo en conserva (puede ser 1/2 pimiento morrón) 
  • 3 huevos 
  • 100 ml. de nata para cocinar o crema de leche para cocinar 
  • 1 zanahoria 
  • 1 calabacín 
  • sal 
  • pimienta negra recién molida 
  • aceite de oliva virgen extra 
  • 2 planchas de hojaldre refrigerado
Elaboración
Lavamos y cortamos el calabacín en trocitos pequeños, pelamos la zanahoria y la cortamos en trocitos del mismo tamaño que el calabacín. Picamos la cebolla, los ajos y el perejil en trocitos muy menudos a cuchillo o en una picadora manual. Cortamos en trocitos pequeños los pimientos.

Ponemos una sartén amplia al fuego a temperatura media y añadimos 2 cucharadas de aceite. Salteamos el bacon hasta que esté un poquito dorado. Seguido lo retiramos escurriéndolo bien y en el mismo aceite pochamos el picadillo de cebolla, ajo y el perejil con una pizca de sal hasta que esté la cebolla transparente.

Después añadimos los pimientos y lo cocinamos un par de minutos. Añadimos el resto de verduras y a fuego fuerte cocinamos con una pizca de sal durante unos 5 minutos (que quede un poco al dente la verdura). Reservamos en un plato aparte hasta que se enfríe.

En un recipiente amplio ponemos la carne, añadimos los huevos batidos ligeramente, la nata, la sal, pimienta al gusto, el bacon y las verduras. Mezclamos hasta que esté todo integrado, extendemos el hojaldre y ponemos la masa en un lateral del hojaldre.

Con las manos humedecidas en agua damos forma de rollo a la carne dejando un par de centímetros de hojaldre sin relleno. Batimos el huevo que nos queda y con una brocha de silicona pincelamos todos los laterales del hojaldre. Cubrimos la carne con el hojaldre y sellamos los extremos y la unión del hojaldre presionando un poco para que quede bien pegado.

Pinchamos la superficie con un tenedor y pincelamos con huevo batido (opcionalmente podemos hacer un enrejado con plancha de hojaldre). Para hacer el enrejado cortamos una tira de hojaldre muy frió de unos 12 centímetros de ancho por todo el largo del rollo.

Le pasamos el cortador especial para hacer enrejado sobre la tira de hojaldre a lo largo y presionado con el cortador para que quede hecha la forma. Colocamos el enrejado sobre el rollo extendiéndolo para que lo cubra todo bien, cortamos el excedente y pincelamos por encima con huevo batido.

Horneamos con el horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo de 45 a 50 minutos. Después se retira del horno, se emplata en la bandeja de servir y listo para disfrutar. Acompañado de una buena ensalada es un plato redondo. ¡Probarlo, os va a encantar!