Solomillo en salsa de frambuesas

Solomillo en salsa de frambuesas
Una carne muy sencillita con una sala deliciosa perfecta para las navidades.
Ingredientes
Para la carne:
1 solomillo de cerdo grande
Sal y pimienta negra
3 ajos grandes
1 chorrito de aceite de oliva suave
Para la salsa de frambuesas:
3 chalotas medianas
2 cucharadas de postre de mantequilla
125 gr de frambuesas frescas
100 gr de azúcar o 12 gr de edulcorante (yo utilicé edulcorante)
Zumo de medio limón
125 ml de vino tinto
250 ml de caldo de ave ó 250 ml de agua y 1/4 de pastilla de caldo de carne
Elaboración
¿Cómo lo hacemos?

Vamos a comenzar preparando la salsa natural de frambuesas.

Picamos la chalota muy finita. En una sartén a fuego medio, echamos las dos cucharadas de postre de mantequilla, y cuando se haya derretido, añadimos la chalota picada, salamos, tapamos y dejamos pochar removiendo de vez en cuando hasta que cambie de color.

En este momento, incorporamos las frambuesas y el edulcorante y dejamos pochar un par de minutos.

Bajamos el fuego y añadimos el vino, el caldo y el zumo de medio limón y dejamos cocinar hasta que se haya reducido el líquido bastante. Que quede un poco espesita pero no mucho porque acabará de espesar con la carne luego (tipo gazpacho). En este momento, pasamos por la batidora y reservamos. Si queremos quitar las pepitas de la frambuesa podéis pasarlo por el chino. Yo no lo hice porque me gusta notarlas, me parece más natural.

Seguimos con la carne.

Limpiamos y sapimentamos el solomillo. Cortamos los ajitos en rodajas y los sofreímos con un chorrito de aceite en una sartén a fuego medio alto. Cuando se empiecen a dorar, añadimos la carne y sellamos por ambos lados.

Una vez sellada, añadimos la salsita y dejamos cocinar unos 4 minutos por cada lado (depende del gusto del punto de la carne de cada uno, lo tendréis que dejar más o menos). De vez en cuando, echamos la salsita por encima para que no se seque.