Solomillo con salsa de mermelada de castañas

Solomillo con salsa de mermelada de castañas
Para la mermelada de castañas: Yo he utilizado un bote que me quedaba de una tanda que hice el...
Ingredientes
ngredientes para 3 personas:
2 piezas de solomillo
200 ml de cerveza
40 ml de vino blanco
7 cucharadas soperas de mermelada de castañas (si no queréis hacerla en casa, podéis comprarla preparada en tiendas gourmet/el corte inglés/tiendas ecológicas)
1 kg castañas
750 gr de azúcar
1 cdts maicena
250 ml de agua (1 vaso)
3 dientes de ajo grandes
3 cucharadas soperas de aceite de oliva.
Sal y pimienta negra
Acompañamiento: Puré de patata, patatas al horno, patatas fritas o lo que queráis.
Elaboración
Para la mermelada de castañas:

Yo he utilizado un bote que me quedaba de una tanda que hice el invierno pasado, pero os cuento como podéis prepararla por si preferís hacerla antes que comprarla, ya que si la conserváis herméticamente, os dura 1 año y medio en perfecto estado.

Lo primero que tenéis que hacer es quitarle la cáscara dura de fuera. Para quitarle la pielecilla interior y que os sea más fácil, podéis sumergirlas en agua caliente. Esto la ablandará y saldrá con más facilidad.

Una vez peladas, en una olla, ponéis a calentar un vaso de agua (250 ml) con el azúcar y la maicena diluida. Mezclamos bien hasta que esté todo integrado. Una vez que haya hervido, añadimos las castañas y cocemos 20 minutos.

Cuando haya pasado el tiempo, trituramos hasta que no haya grumos y seguimos cocinando hasta que tenga el espesor deseado.

Ya solo queda repartir la mermelada en botes esterilizados, tapar herméticamente y colocar hacia abajo para que haga vacío hasta que se enfríen.

Para el solomillo:

Limpiamos y salpimentamos el solomillo y reservamos.

Ponemos a calentar a fuego fuerte el aceite en una olla grande y añadimos los ajos picados. Cuando estén dorados, añadimos los solomillos y los sellamos por ambos lados.

Cuando los hayamos sellado, añadimos la cerveza y el vino y los cocinamos dándoles la vuelta de vez en cuando hasta que la cerveza se haya evaporado en la mitad.

Añadimos la mermelada de castañas y mezclamos sin dejar de darles la vuelta.

En el momento en que veamos que la salsa se ha espesado, apagamos el fuego y retiramos.

Cortamos en rodajas y servimos acompañado de nuestra guarnición favorita.