Tomate con carne

Tomate con carne
Esta receta pasó de ser un plato de diario a utilizarse sobretodo en los bares típicos de tapas andaluzas, en Sevilla es uno de las habituales.
Ingredientes

Esta es otra receta casera que
no faltaba en ninguna casa pero que ahora por falta de tiempo o porque no
queremos comer grasa se ha ido dejando en el olvido.

En Andalucía era un plato muy común que con poca carne o costillas podía comer una familia grande, gracias a los tomates y el pan para mojar.



Normalmente se hacía con carne
de cerdo o con costillas y en las casas más pudientes con solomillo de cerdo o
ternera pero os la presento  con las dos
primeras ya que a mis hijos les encantan las costillas pero a mi marido no, por
eso le añado carne de cerdo para que estos tomates los coman todos, os
recomiendo que la carne de cerdo sea de una parte jugosa para que no se os
seque demasiado.



A veces para que coman de todo
o que tu menú no varíe mucho hay que ceder o dar algunas concesiones.



INGREDIENTES:



1 lata de tomate natural y
enteros



Dos ajos



Un pimiento verde



1 zanahoria



Sal y pimienta



Tomillo y cilantro (opcional)



Aceite virgen extra



1 vaso de vino blanco tipo
manzanilla o Moriles



ELABORACIÓN:



En una cacerola grande sofreír
la carne sin sal para sellarla, apartar y en ese mismo aceite hacer el refrito
con los ajos, la zanahoria y el pimiento, dorarlo todo muy bien salpimentar y
volcar el vaso de vino, cuando se haya evaporado añadir los tomates, echarle un
poco de agua con la misma lata.



Dejar que cueza todo un poco, y
si no os gusta encontraros la verdura en trocitos, batirlo todo, agregar la
carne que teníais ya marcada y a continuación el tomate con las verduras ya
batidas.



En el momento de echar la carne
salpimentar y echar las especias que más os gusten.



Dejar que todo cueza lentamente
hasta que la carne esté tierna y los tomates hechos.



NOTA:



Cuando batimos el tomate con la
verdura este no toma un color muy rojo, ya que el verde del pimiento y el
naranja de la zanahoria se lo restan, se puede añadir un poco de pimentón dulce
pero a mi particularmente no veo que sea necesario.



También se puede utilizar
tomates frescos pero para eso hay que hacerlos en temporada, si usáis un buen
producto enlatado y mejor entero os dará muy buen resultado.