Sangría blanca

Cómo hacer una sangría blanca. Bebida refrescante para el verano con vino blanco.
Ingredientes
700 ml de vino blanco
40 ml de mistela, moscatel, ron, licor de naranja
2 cucharadas de azúcar
40 ml de agua
Hielo
2 naranjas
1 limón
Fruta de temporada, melocotón, nectarina
200 ml gaseosa opcional
Elaboración
PREPARACIÓN
Para que la sangría quede perfecta y se diluya bien el azúcar en primer lugar prepararemos un almíbar ligero con el agua y el azúcar.
Para ello ponemos el agua a calentar junto el azúcar y cuando empiece a hervir lo dejamos durante 1 minuto.
Dejamos enfriar el almíbar.
Exprimimos una de las naranjas.
Exprimimos un limón
Mientras tanto cortamos todas las frutas y las ponemos en una jarra.
A continuación, ponemos la jarra el vino blanco, y el almíbar frío, y el zumo de una naranja, mezclamos bien.
Añadimos el zumo de un limón para que no se oxiden las frutas.
Movemos todo bien y dejamos macerar en la nevera durante dos horas.
Pasado el tiempo sacamos de la nevera y añadimos el licor, y la gaseosa, y mucho hielo mezclamos bien y ya tenemos la sangría perfecta para consumir.