Berenjena y calabacín a la parmesana

Receta tradicional de la cocina italiana que con la mezcla de sus sabores típicos, la mozzarella y salsa de tomate casera es un festival de sabores en cada bocado. Delicioso plato que se prepara sin dificultad y siempre queda riquísimo, en este caso he preparado una de sus variantes y a mi manera ya que pueden ser solo berenjenas o también con rebozado de pan.
Ingredientes
1 Berenjena
1 Calabacín
1 Kg Tomate natural triturado (4 Cups)
2 Dientes de Ajos picados muy menudo
1/2 Cebolla picada finamente
1 Cucharadita Orégano seco
1 Cucharadita Albahaca seca
1 Cucharada azúcar (Para corregir la acidez del tomate)
Al gusto sal
Al gusto Pimienta negra recién molida
Aceite de oliva virgen extra
3 Uds. Mozzarella fresca
Albahaca fresca al gusto
Al gusto Queso parmesano rallado
Elaboración
Preparación Berenjena y calabacín:
.
Cortamos a rebanadas no muy gruesas las berenjenas y las dejamos sumergidas en agua con abundante sal durante unos 15 a 20 minutos. Cortamos el calabacín en rebanadas del mismo grosor aproximadamente que la berenjena.
Preparamos una bandeja de horno plana con papel de hornear en la base y repartimos un poquito de aceite por encima, colocamos las rebanadas de calabacín y le ponemos un poquito de sal, colocamos las rebandas de berenjena después de haberla escurrido y secado previamente, rociamos un poquito de aceite por encima del calabacín y la berenjena.
Horneamos con el horno precalentado a 190ºC (390ºF) con calor arriba y abajo y con aire si tenéis; Horneamos a 190ºC durante 25 a 30 minutos.
Preparamos la salsa:
.
Ponemos una olla al fuego con un poco de aceite, cuando este caliente añadimos los ajos picados, sofreímos ligeramente y añadimos la cebolla troceada con un poquito de sal, pochamos durante unos 7 minutos a temperatura media, añadimos el tomate natural triturado, mezclamos bien y añadimos la albahaca, el orégano, pimienta molida y sal al gusto.
Cocinamos 25 minutos a fuego medio removiendo de cuando en cuando, rectificamos de sal y ponemos un poco de azúcar para corregir la acidez si es necesario, cocinamos por un par de minutos más y la retiramos del fuego, una vez fuera del fuego le añadimos albahaca fresca picada.
Montamos la bandeja:
.
En una bandeja profunda resistente al horno colocamos un poco de salsa en el fondo y la repartimos bien, encima colocamos una capa de berenjenas y las cubrimos con una fina capa de salsa, repartimos una bola de mozzarella por encima y rociamos con queso parmesano rallado.
Colocamos encima una capa de calabacín y rociamos con salsa suficiente para que quede bien cubierto, repartimos por encima otra bola de mozzarella y rociamos también con queso parmesano.
Cubrimos con otra capa de berenjena, cubrimos bien con salsa y repartimos por encima otra bola de queso mozzarella.
Llevamos a hornear con el horno precalentado a 180ºC (360ºF) con calor arriba y abajo y con aire si tenéis; Horneamos a 180ºC durante 20 minutos.
Pasado el tiempo de horneado retiramos la bandeja del horno y rociamos con el queso parmesano, volvemos a llevar al horno seguimos horneando a 180ºC 5 minutos más. Retiramos la bandeja del horno y lista para disfrutar.

¡Probadlo os va a encantar!