Berenjenas rebozadas rellenas de queso y bacon

Con esta receta vais a sorprender a vuestra familia además de a vosotros mismos, es una receta fácil y que queda deliciosa. Una manera diferente de cocinar la berenjena y con la ventaja de poder tenerlas en el congelador listas para freír en cualquier momento. Con este relleno queda riquísima pero podéis adaptarlo a vuestro gusto cambiándola por los ingrediente que queráis.
Ingredientes
  • 1 berenjena 
  • 1 diente de ajo 
  • 1/2 cucharadita comino molido 
  • 1 huevo de tamaño mediano 
  • 3 cucharadas de Maizena o almidón de maíz 
  • 50 gr. beicon (tocino ahumado, panceta, bacon) 
  • 50 gr. queso manchego rallado (puede ser otro) 
  • sal 
  • pimienta negra recién molida 
  • aceite de oliva virgen extra

Ingredientes del empanado:

  • 1 huevo 
  • 3 o 4 cucharadas de Maizena o almidón de maíz 
  • 1 taza de pan rallado, yo he utilizado Panko (pan rallado japonés) 
  • sal 
  • pimienta negra recién molida 
  • abundante aceite para freír (puede ser de oliva, girasol o semillas)
Elaboración
Despuntamos las berenjenas y las cortamos en rodajas de un centímetro y medio de grosor aproximadamente, con un cortador o un vaso recortamos un círculo de berenjena de su interior de modo que quede como un aro, una vez tengamos todas las rodajas con el circulo sacado las dejamos sumergidas en abundante agua con un poco de sal durante 15 minutos.

Cortamos en trozos pequeños los círculos que hemos retirado de cada berenjena, cortamos en trocitos muy pequeños el ajo y lo ponemos junto a la berenjena, seguido ponemos una sartén amplia al fuego y con una cucharada de aceite.

Cuando esté caliente añadimos el bacon, la berenjena cortada junto al ajo picado, una pizca de sal y pimienta molida, freímos a fuego fuerte durante unos 5 minutos, retiramos el sofrito a un plato y lo dejamos enfriar. Una vez frió el sofrito le añadimos la Maizena, el huevo y el comino molido, mezclamos hasta integrar.

Seguido añadimos el queso rallado, mezclamos bien y reservamos esta mezcla para más adelante. Retiramos las rodajas de berenjena del agua con sal y las secamos con servilleta de papel. Ponemos una bandeja con papel de horno en la base y encima colocamos todas las rodajas de berenjena.

Rellenamos cada cavidad con la mezcla anterior y con una cuchara repartimos el relleno para que rellene bien cada cavidad, después cubrimos la bandeja con papel film y las llevamos al congelador mínimo una hora. Preparamos los ingredientes del empanado, en un recipiente ponemos un poco de Maizena, en otro batimos un huevo con un poquito de sal y pimienta y en otro recipiente ponemos abundante pan rallado.

Una vez congeladas las berenjenas las rebozamos de una en una primero las pasamos por Maizena, después las mojamos en el huevo batido y seguido las rebozamos con el pan rallado presionando un poquito y las dejamos sobre la bandeja.

Ponemos abundante aceite a calentar en una sartén o en freidora, cuando el aceite este caliente pero no en exceso freímos las berenjenas por tandas hasta que estén bien doradas por las 2 caras, es conveniente que estén bien cocinadas por el centro ya que está congelado, las retiramos del aceite y las dejamos en un plato con servilleta de papel.

Una vez todas fritas las servimos acompañadas de una buena ensalada o con lo que nosotros queramos en cualquier caso deliciosas. ¡Probarlas, os van a encantar!