Coliflor gratinada al horno (receta económica, rápida y muy fácil)

Hoy os traigo una receta de escándalo. Esta coliflor gratinada al horno está riquísima y es muy fácil de hacer. En poco tiempo se obtiene un plato delicioso que incluso a los niños les va a gustar.
Ingredientes

Ingredientes para 4 raciones: 

  • 1 kg. de coliflor 
  • 250-300 gr. bacón ahumado 
  • 2-3 cucharadas de aceite 
  • 2 cucharadas colmadas de harina 
  • 400 ml. leche 
  • sal 
  • pimienta molida al gusto 
  • pimentón dulce 
  • 150 gr. queso rallado
Elaboración
Primero se corta la coliflor en arbolitos más pequeños y se lava bien. Luego se pone en una olla con bastante agua para cubrirla y se le pone media cucharadita de sal. Se deja a cocer 5-6 minutos desde que empieza a hervir. Luego se va a poner en un colador y se deja a escurrir bien.

Mientras se va a poner una sartén al fuego y se añade 2-3 cucharadas de aceite de oliva o similar. Cuando está caliente se añade el bacón cortado en tiras gorditas. Se va a freír a fuego moderado removiendo de vez en cuando para que se haga por todas las partes.

Luego se saca en un plato y en el mismo aceite se prepara la salsa bechamel. Se ponen las dos cucharadas colmadas de harina. Si es necesario se puede añadir un poco más de aceite para que la harina se cocine bien.

Se va removiendo con una cuchara para cocinar la harina durante un minuto, luego se añade la leche poco a poco mientras que se sigue removiendo con unas varillas para que la harina se disuelva bien y que no queden grumos.

Cuando se ha añadido toda la leche se sigue cocinando la salsa bechamel durante 5 minutos a fuego medio bajo. Luego se apaga el fuego y se aparta. Se va a encender el horno a 200ºC o 392ºF con calor arriba y abajo.

En una bandeja apta para el horno se coloca la coliflor bien escurrida, por encima se le pone un poco de sal, pimienta molida y pimentón dulce. Luego el bacón ahumado repartido por toda la superficie y después un poco del queso rallado.

A continuación se echa por encima la salsa bechamel bien repartida. A l final se pone el resto de queso rallado. Se lleva la coliflor al horno para 15-20 minutos aproximadamente o hasta que el queso está bien fundido y ha cogido un color un poco dorado.

Se saca del horno y se sirve bien calentita. Es ideal tanto para los almuerzos cómo para las cenas. Espero que os guste esta coliflor gratinada al horno y que la preparéis. ¡Hasta la próxima!