Crema de remolacha o borsch

Crema de remolacha o borsch
Crema de remolacha fría,tanto su espectacular color como su apariencia cremosa me conquistaron y prepararla se convirtió en una necesidad. Dicen que a veces queremos comer aquellos alimentos que contienen los nutrientes que necesita nuestro organismo, y ello hace que su apariencia y color sea más atractivo al ojo humano. En este caso tiene de ácido fólico y vitamina C,tiene grandes cantidades de ambos elementos. La sopa Borsch tiene raíces ucranianas aunque se extendió por toda Rusia hace siglos, siendo apreciada por todos los estratos sociales. Tiene dos versiones : La caliente y la fría. El borsch frío suele servirse con crema ácida, huevo cocido o patata y aderezado con eneldo, y suele reservarse para los meses de calor aunque por sus propiedades deberíamos tomarla todo el año.

Ingredientes

  • 5-6 remolachas cocidas 
  • 2 ramitas de apio 
  • 1 diente de ajozanahoria ( una grande o dos pequeñas) 
  • 1 cebolla dulce pequeña 
  • 150 ml de aceite de oliva sabor suave 
  • Zumo de medio limón 
  • Crema ácida o yogur griego ( para los no veganos) 
  • Eneldo 
  • Sal

Elaboración

1.Quitar la piel fina que cubre las remolachas y cortarlas en trozos. Pelar y trocear todas las verduras sin olvidar quitar las hebras del apio. Poner todo en la batidora.

2.Exprimir el zumo de limón y añadir también al vaso de la batidora junto con la sal.

3.Batir a velocidad media mientras le añadimos el aceite poco a poco, esto hará que la mezcla vaya emulsionando poco a poco y adquiriendo una apariencia untuosa.Luego, aumentar la velocidad. Debe quedar una textura fina y cremosa.

4.Si no le vas a poner el helado de yogur, puedes ponerle eneldo fresco una vez que lo sirvas.