Ensalada de garbanzos con pesto de aromáticas ¡sana, nutritiva, saciante y sin cocinar!

Una buena y completa ensalada de garbanzos para la hora de la comida siempre es un «buen negocio» y si, además, está aderezada con un excepcional y sabroso pesto de aromáticas ¡ni te cuento! jajaja. Me gustan mucho las recetas de legumbres, no solo por lo saludables que son, si no también porque son una proteína vegetal muy nutritiva y saciante. Pero claro, no todo el año se pueden tomar preparadas de la misma forma. Así que hay que idear propuestas originales y diferentes, para cada época del año, porque hay que comer legumbres en cualquier temporada. Y tampoco necesitan de grandes «florituras». Como podrás ver en esta receta, lleva unos pocos ingredientes (queso fresco, atún y poca cosa más) y eso sí, un buen aderezo para realzar y completar su sabor y sus nutrientes. Un consejo: anímate a prepararla porque está para chuparse los dedos ¡los 10!

Ingredientes

Ingredientes para 3 personas:

  • 400 gr. garbanzos cocidos
  • 150 gr. atún en aceite de oliva
  • 12-15 olivas al gusto
  • 200 gr. queso fresco (tipo Burgos)
  • 15-20 tomates cherry 

Para el pesto de aromáticas:

  • 6-7 hojas albahaca
  • 6-7 hojas menta (hierbabuena)
  • 1 ramillete (solo hojas) de perejil 
  • 2 cucharadas soperas de piñones
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas soperas de queso parmesano rallado
  • 2-3 cucharadas soperas vinagre balsámico 
  • 4-5 cucharadas soperas aceite de oliva

Elaboración

1.- Pon a punto los ingredientes: Enjuaga y deja escurriendo los garbanzos. Lava y seca las hojas de las aromáticas. Lava los tomates.

2.- Prepara el pesto de aromáticas: en una mini picadora eléctrica, pon el diente de ajo (retira el germen para que no repita ni pique) y las hierbas aromáticas. Tritura.

3.- Ponlo en el bote de vidrio y añade el aceite del atún, la sal, la pimienta, el queso rallado, los piñones, el vinagre balsámico y el aceite de oliva. Tapa y agita durante unos segundos, para emulsionar bien. Reserva.

4.- Corta los ingredientes: Corta en daditos el queso fresco y, por la mitad, los tomates cherry. Reserva.

5.- Emplata la ensalada: En una fuente honda, pon los garbanzos y agrega el atún desmenuzado, el queso, los tomates y las aceitunas. Aliña con el pesto, mezcla bien para integrar todos los ingredientes y sirve (muy fresca o a temperatura ambiente, según temporada)

Ensalada de garbanzos con pesto de aromáticas, sugerencias/trucos:

a) Paso 1: Los garbanzos puedes comprarlos también de los que venden a granel en los mercados o, en los supermercados, que vienen en barquetas (como la que puedes ver en el video). En ese caso, no es necesario ni enjuagar ni escurrir.

b) Ni que decir tiene que, si lo prefieres, también puedes cocer en casa los garbanzos, eso si, la preparación te llevará mucho más tiempo.

c) Si el atún que usas no es aceite de oliva (es por ejemplo, aceite de girasol ), no lo eches al aliño.

d) Tanto la cantidad de tomates como de olivas es al gusto, asi como la variedad de las olivas (con hueso, sin hueso, aliñadas, negras, verdes, etc.).

e) Si no tienes o no te gusta el vinagre balsámico, ponle vinagre de Jerez o de manzana.

f) Esta ensalada se puede hacer con otras legumbres. En lugar de garbanzos, puedes hacerla lentejas o alubias.