Espinacas con calabaza y bechamel de jamón

Espinacas con calabaza y bechamel de jamón
Espinacas con daditos de calabaza y bechamel de jamón serrano. Plato muy rico y nutritivo. Mezcla interesante y diferente de sabores. Ideal para primer plato y muy fácil de comer, aunque un poco laborioso de hacer.
Ingredientes
  • 900 gr. de espinacas
  • 450 gr. de calabaza
  • 100 gr de jamón serrano
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • sal
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • ajo seco
  • 2 cucharadas de harina
  • 500 ml. de leche
  • aceite de oliva virgen extra
Elaboración
Pon un poco de aceite en una sartén grande, sazona las espinacas y añade ajo seco al gusto, y rehógalas por tandas. Una vez rehogadas las espinacas, resérvalas en una fuente para horno. Distribúyelas uniformemente generando una cama de espinacas.

Pela la calabaza y trocéala en dados. En la misma sartén empleada para las espinacas, pon un poco de aceite, sazona la calabaza, y saltéala. Agrega el pimentón dulce y termina de saltear.Incorpora la calabaza en la fuente de horno, sobre la cama de espinacas.

Para la bechamel de jamón:
Pica finamente los dos dientes de ajo, la cebolla y el puerro. Haz taquitos con el jamón serrano. En una cazuela vierte un poco de aceite e incorpora el ajo, y cuando comience a bailar, incorpora la cebolla y el puerro, y rehógalo. Pon una pizca de sal, incorpora los taquitos de jamón y rehoga durante unos minutos.

Agrega la harina, cocínala brevemente y vierte la leche poco a poco hasta lograr la textura deseada. Termina de poner a punto de sal y cubre la capa de calabaza dispuesta anteriormente sobre la de espinacas en la fuente de horno con la bechamel.

Introduce la fuente en el horno y gratina.