Espinacas a la crema

Espinacas a la crema
La verdura, bien cocinada, es uno de los platos más ricos que hay. Estas espinacas son tan cremosas que no vas a poder parar de comer.
Ingredientes
1 bolsa de espinacas, era de 150 gramos.
200 ml de leche.
1 cucharada de harina.
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
2 dientes de ajo.
25 gramos de taquitos de jamón.
20 gramos de queso, a mí no me importa que no se termine de integrar y que queden chispitas. Elegid el que os guste.
Pimienta negra molida. Yo no le pongo sal, tenedlo en cuenta vosotros.
Elaboración
1º.- En una sartén con aceite caliente, rehogamos el ajo, pelado y picado, hasta que empiece a tomar color.
2º.- Agregamos las espinacas y las cocinamos hasta que pierdan casi todo su volumen. Ya sabéis que en crudo ocupan mucho, pero que después se quedan en nada. Echamos también los taquitos de jamón y rehogamos.
3º.- Espolvoreamos sobre las espinacas la harina y lo rehogamos todo para que se cocine un poco la harina antes de incorporar los líquidos. Así, evitaremos que sepa a crudo.
4º.- Regamos con la leche. A mí me gusta hacerlo en tres veces, así no me paso como la primera vez que las hice. Además, muevo bien las hojas de espinacas y las estiro con la lengua de silicona para que no se queden grumos de harina escondidos, que después serían desagradables en el paladar. Cuando la leche echada se convierte en una crema, repito el proceso hasta acabar con los 200 ml.
A unos os gustará más espesa y a otros, más líquida. Jugad un poco con las cantidades hasta dejarlo a vuestro gusto.
5º.- En los últimos minutos, incorporamos el queso y removemos bien para que se integre. Espolvoreamos pimienta.