Pastel de berenjenas, patatas y queso, súper fácil y riquísimo

Pastel de berenjenas, patatas y queso, súper fácil y riquísimo. Para acompañar un pescado o carne o como primer plato está absolutamente delicioso y quedaremos como reyes cuando lo saquemos a la mesa!!
Ingredientes
3 Berenjenas de tamaño grande
4-5 Patatas de tamaño grande
1 y 1/2 Cebollas
1 Cucharadita Tomillo y romero seco mezclados
2 Dientes de Ajos
8 Tomates maduritos
Queso mozzarella cortado en lonchas (Podéis emplear otro)
Al gusto Sal
Al gusto Pimienta negra recién molida
Aceite de oliva virgen extra
Recipiente apto para el horno (He empleado uno de 30 cm x 22 cm x 6 cm de alto)

Elaboración
Lavamos las berenjenas y las cortamos en rodajas de medio centímetro aproximadamente, las ponemos en un recipiente grande con abundante agua y sal, las dejamos así de 10 a 15 minutos, pelamos las patatas, lavamos y cortamos en rodajas de unos 3 milímetros de grosor, picamos menuda la cebolla y los dientes de ajo, rallamos los tomates por la parte más gruesa de un rallador.

Ponemos una olla al fuego con un poco de aceite y pochamos ligeramente el ajo picado, añadimos la cebolla troceada y salamos al gusto, pochamos durante unos minutos y le añadimos el tomate rallado, removemos muy bien y cocinamos durante 20 minutos a fuego medio removiendo a cada poco, después lo reservamos.

Ponemos una sartén amplia con abundante aceite y cuando este caliente freiremos las patatas previamente saladas al gusto y por tandas sin poner muchas a cada vez, las freímos sin que se doren solo hasta que las veamos que ya están cocinadas, las retiramos a un plato con papel de cocina y reservamos.

Escurrimos las berenjenas del agua y las secamos con papel de cocina, ponemos al fuego una plancha o sartén amplia con unas gotas de aceite y las repartimos bien por el fondo de la sartén o plancha, cocinamos las rodajas de berenjena por tandas hasta que estén bien hechas por las dos caras las retiramos a un plato, cubrimos con papel de alumno mientras seguimos haciendo el resto hasta terminar de cocinarlas todas de la misma manera.

Precalentamos el horno a 180ºC (360ºF) con calor arriba y abajo y sin aire