Tomates rellenos

Tomates rellenos
Receta rápida y fácil para una cena entre amigos o un capricho en casa con la familia
Ingredientes

Aquí va el texto del contenido...

Ingredientes:


  • 4 tomates Rey Raf
  • 250 grs. de carne picada
  •  150 grs. de jamón serrano
  • 150 grs. de beicon ahumado
  • queso rallado
  • Tomillo
  • Aceite de oliva y sal

Lo primero que tenemos que hacer es quitarle a los tomates la parte
de arriba? cortamos con un cuchillo y quitamos el redondel con cuidado
de no romper el tomate porque se nos saldría el relleno y además
quedaría feo para la receta.. así que lo hacéis con mucho cuidado y poco
a poco.


Una vez que ya tenemos el tomate recortado, tenemos que vaciarlo,
esto también lo haremos poquito a poco, y con un cuchillo de sierra,
vamos cortando por todo el alrededor del tomate, sacando la pulpa, que
luego la añadiremos al resto de los ingredientes.


Ya hemos vaciado los tomates? ya tenemos el tomate hueco, así que lo
reservamos y lo dejamos para cuando tengamos hecho el relleno.


Ahora vamos a preparar ese delicioso relleno, y lo primero que
tenemos que hacer es coger una sartén y echar un poco de aceite de
oliva, así  como dos o tres cucharadas, y ponerlo a calentar. Una vez
que esté caliente echamos la carne picada y le echamos un poquito de sal
por encima, no mucha porque vamos a echar jamón serrano y éste ya lleva
sal , y la dejamos que se fría hasta que coja color, y es en ese
momento cuando añadimos el jamón serrano. Le damos unas vueltas que coja
el sabor y que el  jamón coja un poquito de color también, y ahora
añadimos el beicon y hacemos lo mismo, rehogarlo con la carne picada y
con el jamón serrano.


Por último vamos a triturar bien con la batidora el tomate que hemos
sacado del interior de los tomates a rellenar (valga la redundancia) , y
cuando esté bien batido lo añadimos al resto de los ingredientes del
relleno. Siempre vamos a echar el tomate lo último, porque suelta caldo y
sino los demás ingredientes se nos cocerían en lugar de freirse.


Lo dejamos todo que se hagan bien y cuando veamos que el tomate esta
frito y que la mezcla está hecha, es el momento de rellenar los tomates.


Vamos cogiendo uno a uno y con una cuchara vamos metiendo el relleno
dentro de los tomates, hasta que queden bien rellenos sin llegar a
caerse.


Cogemos una bandeja de horno, los colocamos y echamos por encima
queso rallado y tomillo, y ya los tenemos listos para meterlos al horno.


Tendremos el horno precalentado a unos 200º C, y una vez metidos los
tomates, los dejaremos con horno arriba y abajo que se vayan haciendo
durante unos 15 minutos aproximadamente, aunque lo  mejor es no
descuidarlos e ir mirando el horno de vez en cuando.


Una vez que veamos que el tomate esta hecho y el queso fundido,
podemos sacarlos del horno, los ponemos en una bandeja y ya tenemos el
plato listo para comer