Hornazos de Pascua (panecillos salados con huevo duro)

Hornazos de Pascua (panecillos salados con huevo duro)
Los Hornazos son muy típicos el domingo de Resurrección y aunque hay muchas versiones (incluso dulces), ésta con forma de panecillos individuales salados es la que más me gusta. La receta necesita tiempo (eso que nos sobra ahora desde que estamos en confinamiento) pero no es nada complicada. Apenas hay que amasarla y os prometo que merecerá la pena. Además, necesita muy poca cantidad de levadura para hacerlos ¿Quién se anima?
Ingredientes

Para 3 unidades 

Para el Poolish: 

  • 125 gr. harina de fuerza 
  • 125 gr. de agua mineral templada 
  • 2 cucharaditas (de 1 ml.) de levadura seca de panadero 
  • 1 cucharadita (de 2,5 ml.) de azúcar 

Para el Hornazo:

  • 460 gr. harina de fuerza (puede que un poco más o menos, según la harina de 450 gr. a 470 gr.) 
  • 250 gr. de agua mineral 
  • 30 gr. de aceite de oliva virgen extra 
  • 12,5 gr. de sal
Elaboración
Para el poolish
Templar el agua a menos de 50°, mezclar con el resto de ingredientes, tapar con un paño y dejar de 10 a 12 horas en un lugar cálido de la casa. Mezclar en un bol (a mano o en robot) todos los ingredientes y el poolish ligeramente. Tapar y dejar reposar 15 minutos.

Volver a repetir el proceso anterior. Después formar una bola con la masa, en una mesa enharinada y dejar tapada en un bol 2 horas. Después dividir la masa en tres partes iguales y de cada una de ellas sacar unos 50 gr. de masa para agarrar el huevo.

Sin amasar, dar forma de bola y dejar descansar dos horas más sobre papel de hornear. Colocar los huevos (crudos o cocidos) y agarrarlos con la masa que quitamos a cada bola. Tapar con el paño y calentar el horno a 210º con una bandeja en la parte baja del horno.

Una vez caliente, meter los hornazos y echar un vaso de agua del grifo en la bandeja de abajo para crear el vapor. Hornear 20 minutos calor arriba y abajo sin ventilador. Sacar la bandeja con agua y hornear 15 minutos más a 190º.

Una vez bien doraditos, sacarlos. Y una vez fríos ya los podemos disfrutar.