Huevos duros al microondas

Huevos duros al microondas
Cómo preparar huevos duros al microondas.
Ingredientes

  • huevos 
  • agua 
  • sal

Elaboración
Coloca los huevos en un recipiente para microondas. Usa un bol grande de vidrio o de plástico para el microondas a fin de hacerlos. Pon los huevos en una sola capa en el fondo del recipiente. No los pongas uno encima del otro y ten cuidado de no quebrarlos.

Agrega agua al recipiente. Vierte el agua suficiente sobre los huevos como para que queden totalmente cubiertos. También debería haber alrededor de un centímetro (media pulgada) de agua sobre los huevos, considera que si no están completamente cubiertos podrían explotar.

Para acelerar el proceso de cocción, puedes verter agua hirviendo sobre los huevos en lugar de a temperatura ambiente. Ten en cuenta que aún así deberás cubrirlos completamente con agua.

Añade una cucharada de sal al recipiente. Mide una cucharada de sal y rocíala en el agua. La sal ayudará a evitar que los huevos estallen mientras estén en el microondas.

Cocina los huevos hasta 12 minutos. Programa el microondas a temperatura media y comienza a cocinar los huevos. Éstos podrían demorarse entre 6 y 12 minutos para cocinarse por completo dependiendo de tu microondas. Ten en cuenta que podrían estar cocidos más rápido si tu microondas tiene mucho poder o si prefieres que los huevos no estén tan cocidos.

Si vertiste agua hirviendo sobre los huevos, puedes cocinarlos por tres a seis minutos a temperatura alta. Podrías comprobar si los huevos están cocidos si sacas uno del agua, lo sumerges en agua helada por unos minutos y luego lo abres. Sin embargo, si no deseas revisarlos, simplemente cocínalos por un poco más de tiempo del que pienses que es necesario.

Deja que los huevos se enfríen antes de tocarlos. Ten en cuenta que cuando los huevos estén cocidos, el recipiente y el agua estarán muy calientes, así que usa un guante para el horno a fin de sacar el bol del microondas. No intentes tocar el recipiente o sacar los huevos de su interior hasta que no se hayan enfriado.

También puedes desechar el agua caliente y volver a llenar el recipiente con agua fría para acelerar el proceso de enfriado. Esto también evitará que los huevos se cocinen de más.

Disfruta de tus huevos duros. Una vez que los huevos estén totalmente cocidos, puedes pelarlos y disfrutarlos. Cómelos o úsalos en una receta, por ejemplo, puedes usar los huevos duros para preparar huevos endiablados, ensalada de huevo o huevos de Pascua decorados.