Huevos flor con choricitos y panceta

Huevos flor con choricitos y panceta
Los huevos flor o poché están muy de moda ya que son una alternativa más sana al huevo frito, y muy llamativa estéticamente y con Arguiñano es muy fácil aprender a hacerlos.
Ingredientes
  • 2 huevos 
  • 4 choricitos 
  • 8 trozos de panceta fresca
  • Una patata grande o dos pequeñas 
  • 16 cucharadas soperas de tomate casero
  • Cebollino fresco
  • Queso para rallar
  • Sal y pimienta
Elaboración
Vamos a intentar dejarlo todo listo para que podamos servir el plato caliente.
Pelamos la patatas y la cortamos en rodajas finas tipo chip y reservamos.
Cortamos ocho trozos de panceta y picamos los choricitos con un palillo para que al freírlos no estallen.
El tomate, a poder ser casero, ya lo tendremos preparado, cogemos 2 cazuelitas de barro, o el recipiente en lo que lo vayáis a servir, y colocamos una base de tomate, unas 8 cucharadas en cada cazuela, si, como es mi caso en esta ocasión, lo tenéis hecho de otro día y está frío habrá que calentarlo, bien en el micro una vez echado, o antes de echarlo.
Los huevos poché son fáciles de hacer, solo hay que ser cuidadosos. En un bol pequeño o una taza, lo cubrimos de papel film, echamos una gota de aceite y la movemos para que nos sea más fácil sacar el huevo una vez cocinado. Cascamos el huevo en el recipiente y salpimentamos al gusto. Cerramos el film haciendo un saquito y lo atamos.
Si tenemos fuegos suficientes yo lo haría así:
Ponemos agua abundante a hervir en una cazuela para los huevos, mientras en una sartén antiadherente sin nada de aceite echamos a freír la panceta y los choricitos, no añadimos aceite porque ya sueltan ellos bastante. Ponemos las patatas a freír, se harán pronto ya que son pocas y muy finas, si tenéis freidora es el momento de usarla.
Cuando el agua empiece a hervir se echan los saquitos con los huevos y se dejan exactamente 4´, sino se pasarán mucho, lo interesante es que la yema quede jugosa.
Según se van cocinando las cosas se van reservando, cuidado con los huevos que no se pasen.
Los huevos se sacan del agua, se colocan en un plato, se corta el saquito y se sacan con cuidado que no se rompan.
Ahora ya podemos montar el plato: sobre la base de tomate colocamos una camita de patatas.
En el medio ponemos nuestro precioso huevo flor y alrededor un par de chorizos y la panceta, espolvoreamos con cebollino fresco y queso rallado, yo esta vez le puse parmesano, pero poned el que más os guste o el que tengáis en casa.