Potaje rápido de garbanzos con bacalao y espinacas

Una receta que está deliciosa y que se prepara fácil y rápidamente. En fecha de Semana Santa parece que es cuando más nos apetece comer este tipo de platos con bacalao. Este potaje es uno de los que en mi casa no falta en la mesa ningún año y sobra decir que también se puede hacer en otras ocasiones porque es una receta más que rica y completa.
Ingredientes

  • 300 gr. bacalao desalado 
  • 800 gr. garbanzo cocido (peso escurrido) 
  • 1/2 cebolla 
  • 3 dientes de ajos 
  • 150 gr. espinacas limpias de tallos y bien lavadas 
  • 1/2 cucharadita comino molido 
  • 1 cucharadita pimentón dulce (Paprika) 
  • 2 hojas de laurel 
  • 3 - 4 cucharadas harina de trigo común o de todo uso 
  • 2 huevos cocidos 
  • sal 
  • aceite de oliva virgen extra 
  • agua

Elaboración
Picamos menuda la cebolla y los ajos, secamos con servilletas de papel el bacalao desalado, lo troceamos en trozos ni muy grandes ni muy pequeños, ponemos un par de cucharadas de harina en una bolsa para congelados y ponemos el bacalao dentro, agitamos para enharinar el bacalao y lo reservamos en la misma bolsa.

Vaciamos los garbanzos cocidos en un escurridor y los enjuagamos bien bajo en chorro de agua fría. Seguidamente ponemos a cocer los huevos en un cazo cubiertos por agua fría y los coceremos 10 minutos desde que comiencen a hervir, después los dejamos en agua fría y los pelamos y troceamos.

Mientras que los huevos se cuecen en una olla amplia, ponemos unas 3 cucharadas de aceite en una sartén y cuando esté caliente añadimos el bacalao y lo freímos hasta que esté doradito. Seguidamente lo retiramos a un plato y lo reservamos.

En el mismo aceite añadimos la cebolla y el ajo picado. Pochamos con una pizca de sal durante unos minutos, después añadimos el comino molido, las hojas de laurel, el pimentón dulce y las espinacas limpias y troceadas, cocinamos removiendo bien durante un par de minutos y después añadimos los garbanzos bien escurridos.

Cubrimos bien con agua los garbanzos, mezclamos bien y esperamos a que comiencen a hervir. Dejamos cocer a temperatura media alta durante 15 minutos a mitad de cocción y rectificamos de sal.

Cuando hayan pasado los 15 minutos de cocción apagamos el fuego y añadimos los huevos troceados y el bacalao. Movemos la olla para que se reparta todo bien, ponemos la tapa de la olla y dejamos reposar unos minutos. Después del tiempo de reposo, estarán listos para servir y disfrutar.

¡Probarlo, os va a encantar!