Cocido: plato típico español

Cocido: plato típico español
El cocido, es un plato muy completo ya que integra todos los grupos de alimentos en un mismo plato y lo podemos consumir como plato único en las comidas. El grupo energético estaría cubierto por alimentos ricos en hidratos de carbono como los garbanzos y la patata, a lo cual podríamos añadir una sopa de pasta y alimentos ricos en grasa como el aceite de oliva y el tocino. Por otra parte, el grupo de proteínas se vería cubierto con las carnes de ave, el morcillo y los garbanzos, que también presentan un elevado contenido proteico. Por último, debemos tener en cuenta el grupo regulador, compuesto por las verduras y hortalizas, y que nos aportan gran cantidad de vitaminas y minerales.
Ingredientes
Garbanzos 250 g
Patatas 2 medianas
Nabo 1 pequeño
Repollo 1/2 unidad
Puerro 1 unidad
Zanahoria 2 unidades
Pierna de pollo o gallina 1 unidad
Morcillo 1 unidad
Punta de jamón 1 unidad
Chorizo y morcilla 1 de cada
Huesos de ternera 2 unidades
Pasta para sopa 2 puñados
Elaboración
Poner a remojo los garbanzos la noche anterior en agua fría.
Poner agua con sal a hervir en la olla (no llenar más de la mitad). Cuando empiece a hervir, añadir los garbanzos (facilita mucho su recogida introducirlos en una malla o red). El garbanzo es la única legumbre que se añade al agua cuando está hirviendo.
Además añadir: el morcillo, la pierna de pollo, los huesos, tocino, punta de jamón y el puerro entero limpio. Asegurarse de que todos los productos están recubiertos con agua
Cuando empiecen a ablandarse los garbanzos, añadir las zanahorias, las patatas, el nabo y el repollo (introducirlos enteros).
Es importante, cada cierto tiempo, estar pendiente de ir quitando la espuma que se forma en la parte de arriba del cocido.
Si se utiliza una olla a presión, los garbanzos, el puerro y la carne se cuecen en 40-60 minutos. Posteriormente, añadir las verduras y los tubérculos.
Es recomendable utilizar ollas a presión porque tenemos menos pérdidas nutritivas.
Si se utiliza el método de la olla tradicional, podemos tardar cerca de 220 a 240 minutos de cocción.
Una vez terminadas las verduras. Retirar parte del caldo del cocido en otra olla, añadir la pasta y cocer unos minutos.
En un cazo pequeño cocer el chorizo y la morcilla.
Para reducir el contenido calórico del cocido suprimir el chorizo, la morcilla y el tocino.