Garbanzos con pollo y espinacas ¡descubre este platazo!

Me encanta todo lo que sea cuchareo, pero es que, estos garbanzos con pollo y espinacas ¡me tienen loca! No solo por lo exquisitos que quedan, sino también porque es un plato muy ligero y super saludable, ya que es rico en proteínas de alto valor biológico, fibra, minerales y vitaminas. Sus ingredientes, sencillos y baratos, combinan muy bien dando como resultado un plato muy completo, sabroso y sin complicaciones a la hora de su preparación ya que, es muy fácil y lo tendrás listo en un plis plas. Si, como a mí, te gustan los platos de cuchara, no dejes de probar este platazo porque está para chuparse ¡todos los dedos! Un consejo: al ser un plato tan completo (legumbre, carne, verdura), es perfecto como comida de «plato único». Así que, si quieres, puedes acompañarlo de un poco de pan ¡porque le va perfecto!

Ingredientes

Ingredientes para 2/3 personas:

  • 1 bote de garbanzos cocidos (400 gr.) 
  • 250 gr. de espinacas (lavadas y listas para usar) 
  • 1 pechuga de pollo (aprox. 350 gr.) 
  • 2 patatas medianas 
  • 1 cebolla mediana 
  • 3 cuch. soperas de tomate al natural triturado 
  • 1 diente de ajo 
  • 1 cuch. sopera de pulpa de ñora (o de pimiento choricero) 
  • 700 ml. de agua (o caldo de verduras o pollo) 
  • sal 
  • 2 cuch. soperas de aceite de oliva

Elaboración

1) Pon la cazuela con el aceite a calentar. Mientras, pela y pica el ajo en láminas y la cebolla a medias lunas no muy gruesas.

2) Échalo a la cazuela, echa sal y póchalo durante 3 minutos a fuego medio y tapado.

3) Corta el pollo a dados y, cuando esté la cebolla y el ajo a punto, agrégalo a la cazuela y cocina todo junto durante unos 3-5 minutos más. Pon una pizca más de sal. Remueve de vez en cuando.

4) Agrega el tomate triturado y rehoga hasta que el tomate se haya reducido. Incorpora la pulpa de ñora, dale un par de vuelta y echa las espinacas.

5) Tapa la cazuela y deja que se cocinen hasta que se haya reducido su volumen y cambiado su color. Remueve, echa el agua (o caldo), tapa y deja que arranque el hervor.

6) Entre tanto, enjuaga y escurre los garbanzos. Pela y casca las patatas en trozos no muy grandes.

7) Cuando hierva el contenido de la cazuela, echa los garbanzos y las patatas. Deja cocer a medio tapar y a fuego medio, hasta que la patata esté cocida a tu gusto (por lo general, 10 minutos). Pasado este tiempo, apaga el fuego, deja reposar unos instantes y sirve.

Garbanzos con pollo y espinacas, sugerencias/trucos:

a) Paso 3: Echa el trozo de pollo de la parte que más te guste. Yo suelo hacerlo con pechuga porque asi no encuentro hueso, pero si te gusta más otra zona, hazlo a tu gusto.

b) Paso 7: El tiempo de cocción de la patata dependerá de la variedad que utilices y del tamaño que la cortes. Si la cortas pequeñita como ves en el video, con 10 minutos es más que suficiente. Para asegurarte, pincha alguna de ellas con un palillo para saber si están cocidas.

c) La cantidad de agua o caldo, también depende un poco de tus gustos. Si te gusta más caldoso, échale más. Si por el contrario te gusta algo más seco, reduce la cantidad. Con la cantidad que he indicado en el apartado «ingredientes», el resultado es el que ves en el video.