Guiso del maestro

Guiso del maestro
Uno de los comensales del menú del día en el restaurante de mi madre era un maestro que echaba de menos los guisos de su madre, sobre todo este que os dejo aquí hoy. Mi madre que es muy complaciente con todo el mundo le preguntó en que consistía ese guiso que tanto añoraba y le dijo que ella intentaría cocinarlo para él. Lo hizo y este fue el resultado: un guiso sencillo, económico y delicioso que nos encantó a todos y que en mi casa, si tardo mucho en hacerlo, se echa de menos como aquel maestro echaba de menos el guiso de su madre. Fácil y rápido de hacer si utilizamos garbanzos pre-cocidos. Yo prefiero ponerlos a remojo la noche anterior y cocinarlos. Utilizo el garbanzo pedrosillano que es un garbanzo pequeño, suave y muy sabroso.
Ingredientes

Ingredientes para 4 personas: 

  • 300 gr. de fideo Gallo número 4 
  • 1 taza de garbanzos 
  • 200 gr. de jamón serrano en taquitos 
  • 2 ajos 
  • 2 cebollas 
  • 1/2 vaso de vino blanco 
  • 2 cucharadas de puré de tomate o 4 de tomate frito 
  • 1 hoja de laurel 
  • 1 hueso pequeño de jamón serrano 
  • aceite de oliva
Elaboración
Ponemos a remojo los garbanzos la noche anterior. Se cuecen los garbanzos con una cebolla pelada, dos ajos sin pelar, el laurel y el hueso del jamón. Una vez cocidos reservamos.

En una olla baja se ponen 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva, 2 ajos fileteados, cuando empiecen a bailar los ajos se añade la cebolla picada muy menuda.

Cuando la cebolla esté pochada se añade el jamón. Se rehoga 5 minutos, se añade el vino, cuando reduzca a la mitad se añade el tomate, el fideo y doble cantidad de caldo que de pasta, utilizaremos el caldo de cocer los garbanzos.

Cuando la pasta esté casi cocida añadimos los garbanzos que teníamos reservados. Dejamos cocer hasta que la pasta esté en su punto. Si nos gusta más caldoso añadiremos más caldo.

Habréis notado que no menciono la sal por ninguna parte, no es necesaria el jamón nos aporta la sal que necesitamos.