Baguette o andaluza

Baguette o andaluza
Mi hijo, como todos los niños solo quiere comer pizzas y hamburguesas, así que yo se las hago para que coma lo que más le gusta pero saludablemente.
Ingredientes

INGREDIENTES:



Ingredientes:



500 gr de harina de fuerza



320 ml de agua ligeramente tibia



10 gr. de sal



5 gr. de azúcar



5 gr. de levadura fresca de panadería (un paquete de
25)



Un poco de aceite de oliva



ELABORACIÓN:



Ponemos la levadura en un vaso junto con el agua y el
azúcar y desliamos bien.



En el robot ponemos la harina, la sal y el aceite de
oliva, vertemos la levadura y amasamos un buen rato, queda una masa muy
pegajosa imposible de amasar bien, poner en la encimera con un poco de harina e
ir amasando lentamente hasta obtener una masa fina aunque pegajosa.



Dejar reposar.



Como esta masa está bastante hidratada lo que haremos
será enharinar abundantemente la mesa para dar forma a las baguettes. Formamos
un rectángulo con la masa, presionándola ligeramente con las yemas de los dedos
y la dividimos en 4 partes iguales.



Plegamos
cada trozo de masa, llevando al centro cada extremo y la estiramos a lo largo
para formar la baguette, hacemos lo mismo con los otros trozos. Ir poniéndolos
en una bandeja con papel vegetal y enharinamos un poco por encima, dejar
fermentar hasta que casi dupliquen su volumen. Hacerles una muescas con el
cuchillo para que queden de forma de baguette.



No hay que
ponerlas muy juntas porque crecen mucho y se juntan, lo ideal es tener una
bandeja con la forma de la baguette que también sirven para hacer las tejas, de
esta manera se abren más y por eso lo que yo hice son lo que aquí en Sevilla
llamamos Andaluzas, que normalmente son panes precocinado, muy bueno ya que
están muy crujientes pero al fin y al cabo con conservantes y estabilizantes.



En el horno
metemos una bandeja rustidera con agua y lo precalentamos a 250º , hornear
durante unos 15 minutos y luego se puede bajar a 200º y seguir horneando hasta
que suene a hueco cuando le demos a la corteza y estén lo suficientemente
doradas.



Antes de
meterlas en el horno se pueden pintar con agua o con aceite, yo hice esto
último y echarle un poco más de harina para que queden bonitas.



Yo no las
hornee mucho ya que las quería para hacer baguettes pizas, las dejé un poco más
claras y luego las rellenes como si fuese una pizza y las volví a hornear.



Quedaron perfectas.