Coca de mantequilla

Ingredientes
Harina de trigo: 700 gramos
Agua: 100 mililitros
Leche entera: 100 mililitros
Aceite de oliva virgen extra: 100 mililitros
Huevos: 2
Levadura fresca: 14 gramos
Sal: 5 gramos
Mantequilla: 50 gramos

Elaboración
En un bol mezclamos la harina y el agua (reservamos un poco de agua para disolver la levadura) y dejamos que repose durante media hora. Después del reposo añadimos el resto de los ingredientes (excepto la mantequilla) y empezamos a amasar.

Si la masa se tensa y nos cuesta amasarla, la dejamos reposar 5 minutos de manera que el gluten del trigo se relajará y no nos ofrecerá tanta resistencia. Este descanso podemos hacerlo tantas veces como sea necesario.

Una vez que la masa esté lista, sin grumos, la dejamos fermentar dentro de un bol que taparemos con papel film.

Cuando la masa haya doblado su volumen continuamos trabajando.

En un cazo ponemos la mantequilla y con el fuego al mínimo dejamos que se vaya derritiendo.

Colocamos un papel de hornear sobre la bandeja del horno, pintamos el papel con la mantequilla derretida y volcamos la masa sobre el papel.

Con las manos la estiramos hasta que ocupe toda la bandeja. Durante este proceso podemos recurrir al reposo si vemos que la masa se encoge después de estirarla. La dejamos descansar un rato y seguimos estirando.

Encendemos el horno a 250ºC con una bandeja metálica en el suelo del mismo.
Cuando veamos que la coca ha subido la pintamos de nuevo con mantequilla derretida y espolvoreamos por encima unas escamas de sal.

Metemos la coca en el horno y volcamos medio vaso de agua sobre la bandeja metálica que habíamos dejado en el suelo del horno.

Apagamos el horno durante 10 minutos. Retiramos la bandeja con el agua y horneamos 15 minutos a 220ºC. Apagamos el horno y dejamos la coca dentro durante 10 minutos. Sacamos la coca del horno y la dejamos enfriar sobre una rejilla.