Pizza Stromboli o pizza enrollada

Cómo hacer esta deliciosa pizza típica de la gastronomía italoamericana. Es sencilla de preparar y se asemeja a un pan relleno. En esta ocasión la he rellenado con carne de pollo, bacon, champiñones, queso y salsa barbacoa que la hace muy jugosa. Es una masa de pizza muy fácil de hacer y de trabajar y con un resultado tan rico que seguro la vais a disfrutar tanto como lo hacemos todos nosotros en mi casa.
Ingredientes

Ingredientes de la masa:

  • 375 gr. harina de trigo para hacer el pan (harina de fuerza)
  • 240 ml. agua 
  • 5 gr. (1/2 cucharada) azúcar 
  • 5 gr. (1/2 cucharada) sal 
  • 10 gr. levadura fresca de panadería o 3 gr. (1/2 cucharada) levadura seca de panadería 
  • 2 cucharadas aceite de oliva virgen extra 
  • un poco más de harina para estirar la masa 

Ingredientes del relleno de la masa:

  • 350 gr. pechuga de pollo
  • 3 cucharadas salsa barbacoa 
  • 100 gr. tocino ahumado, bacon ahumado o panceta ahumada 
  • 1/2 cucharadita orégano seco 
  • 1/2 cucharadita albahaca seca 
  • 150 ml. salsa de tomate frito casero o comprado 
  • 200 gr. queso rallado mozzarella 
  • 2 champiñones u hongos de buen tamaño (pesan aproximadamente 75 gr.)
Elaboración
Preparación de la masa:
Calentamos el agua hasta que esté templada o si tenemos termómetro de cocina hasta que alcance los 30-35 grados. Ponemos la harina en un bol amplio, hacemos una especie de volcán en el centro y ponemos la sal en un lado sobre la harina.

En el centro añadimos el azúcar, la levadura desmenuzada si es fresca y vertemos un poco del agua templada. Vamos integrando la harina y el agua con una espátula y seguimos añadiendo poco a poco toda el agua y el aceite mientras integramos la harina.

Cuando ya veamos toda la harina que ha absorbido el agua amasamos con las manos durante unos 4 a 5 minutos hasta que sea una masa muy elástica y ligeramente pegajosa. Formamos una bola y la dejamos dentro del bol tapada durante una hora y media a dos horas o hasta que ésta al menos triplique su volumen.

Preparación del relleno:
Ponemos una olla con agua a calentar, ponemos la pechuga de pollo dentro del agua y a fuego medio alto esperamos a que comience a hervir. Seguidamente cocemos la pechuga durante 15 minutos a fuego medio.

Una vez que haya pasado el tiempo de cocción retiramos la pechuga a un plato y la tapamos con papel film. Dejamos al menos 15 minutos tapada y la reservamos para más a delante.

Limpiamos los champiñones retirándoles el tronco y la piel del hongo y los cortamos en láminas finas. Ponemos una sartén al fuego a temperatura alta y cuando esté caliente añadimos el bacon troceado. Lo freímos en su propia grasa hasta que esté dorado y lo reservamos en un plato aparte.

Salteamos los champiñones durante un par de minutos en la misma sartén aprovechando la grasita que queda de freír el bacon y los reservamos en un plato aparte. Añadimos las hiervas aromáticas a la salsa de tomate reservando un poco de cada para más adelante. Mezclamos bien y reservamos para más adelante.

Después del tiempo de reposo de la pechuga la desmigamos con la ayuda de un tenedor hasta que quede toda deshilachada. Mezclamos la salsa barbacoa con la pechuga y si hace falta añadir un poco más de salsa barbacoa lo haremos hasta que quede a nuestro gusto. La reservamos.

Preparación:
Pasado el tiempo de fermentación de la masa ponemos un poco de harina sobre la mesa, vertemos la masa encima y la estiramos un poco con las manos. Seguidamente la estiramos muy bien con la ayuda de un rodillo formando un rectángulo de medio centímetro más o menos de grosor y que no sea más ancho que la bandeja donde lo vamos a hornear.

Sobre la masa ponemos una capa de salsa de tomate reservando un poquito de salsa para el final. La repartimos bien dejando en los extremos un par de centímetros sin untar con salsa.

Repartimos sobre la salsa el bacon y encima el queso rallado reservando un poco para el final. Ponemos bien repartida la pechuga, luego encima colocamos el champiñón y espolvoreamos un poco de orégano y albahaca.

Enrollamos la pizza presionando un poco en cada giro para que quede apretada y cuando la tengamos bien enrollada cortamos un poco la masa sobrante de los laterales si es necesario.

Los cerramos bien, colocamos la pizza sobre la bandeja que la tendremos preparada con papel de horno en la base y hacemos unos cortes sobre la pizza con un cuchillo. Ponemos un poco de salsa de tomate sobre la pizza y el queso que nos habíamos reservado.

La llevamos a hornear con el horno precalentado a 220ºC (400ºF) con calor arriba y abajo y horneamos a la misma temperatura durante unos 30 minutos. Una vez que la retiramos del horno espolvoreamos por encima con el resto de orégano y albahaca y lista para disfrutar.

¡Probarla, os va a encantar!